Cada movimiento trasciende en niveles distintos. Eso lo entendía muy bien Amalia Hernández, por eso la danza encontró en ella un soporte perfecto.  Mujer originaria de la Ciudad de México, nacida un 19 de septiembre de 1917, se convirtió en un emblema del arte dancístico y del folclor del país.

Google dedica un doodle en el centenario de su nacimiento

Y hay que sentirse orgullosos y orgullosas: Amalia enaltece el nombre de México a nivel internacional. Su nombre se convirtió en sinónimo de rescate cultural para ayudarnos a apreciar la belleza de nuestras danzas.

Sin embargo, toda historia tiene un comienzo. Es necesaria la disciplina, la perseverancia y el deseo de crear arte. Su experiencia fue adquirida en la Academia Mexicana de la Danza.

Foto: Ballet Folklórico de México

En 1952 crea el Ballet Folklórico de México, integrado por tan sólo ocho personas. Hoy la compañía la integran algunos centenares. Sí, los sueños se cumplen.

Amalia Hernández falleció a los 83 años de edad el 5 de noviembre del año 2000 mientras su carrera lograba la consolidación artística.

Amalia Hernández

 

¿Por qué trasciende el valor de Amalia?

Su trabajo se enfocó en rescatar las expresiones dancísticas de los pueblos en México. El reconocimientos de la multiculturalidad del país le permitió revalorar las expresiones artísticas de cada región, en especial la danza.

Al abandonar la Academia Mexicana de la Danza, ella crea su muy popular “Sones antiguos de Michoacán”, su obra primera como artista independiente en su Ballet Moderno de México. El éxito que ésta representó la motivó a seguir creando coreografías.

Como pocas veces sucede en televisión nacional, la danza folklórica tuvo un espacio gracias a su talento en el programa de televisióin Función de Gala. Fueron 67 programas de innovación coreográfica que la ayudaron a establecerse con 20 bailarines y, por supuesto, ella también participaba.

Pronto comenzó a recorrer el continente con su grupo de bailarines. El ballet de Amalia cobró fama internacional. A 100 años de su nacimiento, su legado permanece gracias a su dedicación y empeño por rescatar una de las más bellas expresiones artísticas de la cultura mexicana: la danza folklórica.

 

Comentarios