Simone de Beauvoir siempre será recordada por haber emprendido el camino por la igualdad de género. Sus obras nos ayudan a entender las bases del feminismo.

Nacida el 9 de enero de 1908 en París, Francia, se convirtió en una escritora y filósofa en defensa de los derechos humanos, pero sobre todo de una ideología que perseguía el humanismo.

Mantuvo una relación sentimental con Jean Paul Sartre; juntos ahondaron en el existencialismo para ofrecer piezas vitales sobre la condición humana. Una de sus obras más importantes es El segundo sexo (1949).

Aquí te dejamos 10 frases de Simone de Beauvoir para reflexionar sobre nuestro papel en la búsqueda de la igualdad:

1.

“El día que una mujer pueda no amar con su debilidad sino con su fuerza, no escapar de sí misma sino encontrarse, no humillarse sino afirmarse, ese día el amor será para ella, como para el hombre, fuente de vida y no un peligro mortal”.

2.

“No se nace mujer: se llega a serlo”.

3.

“El cuerpo no es una cosa, es una situación: es nuestra comprensión del mundo y nuestro bosquejo de nuestro proyecto”.

4.

“En sí, la homosexualidad está tan limitada como la heterosexualidad: lo ideal sería ser capaz de amar a una mujer o a un hombre, a cualquier ser humano, sin sentir miedo, inhibición u obligación”.

5.

“Si el tema femenino es tan absurdo, es porque la arrogancia del hombre lo convirtió en ‘una discusión’.”

6.

“El opresor no sería tan fuerte si no tuviese cómplices entre los propios oprimidos”.

7.

“El feminismo es una forma de vivir individualmente y de luchar colectivamente”.

8.

“El problema de la mujer siempre ha sido un problema de hombres”.

9.

“El hecho de que exista una minoría privilegiada no compensa ni excusa, la situación de discriminación en la que vive el resto de sus compañeros”.

10.

“Lejos de que la ausencia de dios autorice toda licencia, al contrario, el que el hombre esté abandonado sobre la tierra es la razón de que sus actos sean compromisos definitivos”.

11.

“El hombre no es ni una piedra ni una planta, y no puede justificarse a sí mismo por su mera presencia en el mundo. El hombre es hombre sólo por su negación a permanecer pasivo, por el impulso que lo proyecta desde el presente hacia el futuro y lo dirige hacía cosas con el propósito de dominarlas y darles forma. Para el hombre, existir significa remodelar la existencia. Vivir es la voluntad de vivir”.

 

Simone de Beauvoir falleció el 14 de abril de 1986 en Moscú, Rusia.

Rosario Castellanos: poesía para una vida tormentosa

Comentarios