Panzones, bigotones, voz recia, eso es un verdadero mexicano (o por lo menos un estereotipo), un hombre macho que no le teme a nada. Como siempre, la realidad contrasta con lo que se piensa y el panorama es aún más cambiante conforme pasa el tiempo. Por una parte tenemos al hombre que se deja llevar por las costumbres, hereda lo que ve, ya sean buenos o malos comportamientos y por otra parte tenemos al hombre que se va forjando a lo largo de su vida y va cambiando con respecto al entorno o los tiempos.

En general, los hombres poseen ese sentimiento de estar compitiendo constantemente, quién eructa más fuerte, quién come más, quién tiene la verga más grande, etcétera. A pesar de todo esto, hemos escuchado en un sinfín de ocasiones que si haces o no haces tal cosa, no eres digno de llevar el adjetivo de hombre. Por eso, les compartimos algunas de las frases más cliché escuchadas y que te convierten en niñita en México:

1. Si no comes chile, eres puto.

Así es, tu hombría se mide por la resistencia a la capsaicina. Además, si no comes chile eres puto y no eres mexicano. Mientras más aguantas el picante más macho eres. 

2. Si lloras, eres puto.

No importa si te rompiste el brazo, si te dejó la novia, si perdió tu equipo, lo que sea, puto (revisar excepciones cuando la muerte se presenta. Aplican restricciones).

3. Si usas rosa, eres puto.

19hp3e

¿Rosa? ¡No mames, ni que fuera niña! Igual hay ciertos colores que te harán puto, pero rosa el peor. (así de atrasados seguimos)

4. Si no tomas, eres puto.

¡Obvio! La hombría se basa en qué hígado dura más sin que le de cirrosis.

5. Si no te peleas, eres puto.

Está más que probado que la violencia es la mejor forma de resolver cualquier tipo de problema.

Así que, ¿eres puto?

Comentarios