La gente dice por ahí que si le das a un mexicano cartón, ellos rápidamente podrán hacer una piñata. Pues pusimos a prueba este mito urbano. El resultado no fue lo que esperábamos.

 

Comentarios