Para los que somos foráneos o dejamos unos años de vivir en la Ciudad de México; al llegar a esta metrópoli, nos daremos cuenta que se ha vuelto más complicado sobrevivir en ella. He aquí unos consejos para parecer todo en crack en la CDMX.

Plástico antes que papel

Además de ser una respuesta un poco menos desechable, siempre es más práctico tener algo que sobreviva al agua dado que en la ciudad, ni se da eso de lluvia o inundaciones (alerta sarcasmo). Considera conseguir la tarjeta del Metro, no querrás perder tus 200 boletos en un chubasco.

Twitter como Gurú

Nunca dejes tu casa o departamento sin checar el tráfico, ya que ésto nos afecta a todos, ya sea transporte público o privado. Es algo frustrante el llegar y darnos cuenta que una calle, estación o plaza esté cerrada (o tomada).

Google Maps Forever

Casual, te dicen: “nos vemos en tal lado” y para no parecer ignorante; no preguntas dónde se encuentra ese lugar. ¡Gracias Google Maps! esta increíble herramienta nos solo nos da rutas en auto, sino que nos dice qué estación tomar y dónde está el transbordo.

 

Uber Salvavidas

Estar en la zona rosa a las tres de la mañana y querer regresar a casa, es una situación muy complicada si no cuentas con un carro o un buen amigo con uno. Uber es un servicio un tanto controversial, pero vamos, si necesitamos transporte en medio de la noche es mejor que un taxi pirata.

Un Plan B

Estamos de acuerdo en que si algo puede salir mal, saldrá mal, justo por esto es que siempre debemos tener un plan de respaldo para estas situaciones: más de una forma para llegar a nuestros trabajos o domicilios.

Nunca está de más unos pañuelos extra y para los intrépidos, una pastillita para el dolor de cabeza o el córrele que te alcanza. Persona precavida, vale por dos.

Más es menos

Seamos sinceros, México no es Noruega ni Suiza, para decir que no hay crimen en las calles. Usar ropa y accesorios modestos puede ser una buena medida preventiva para esta situación; no estamos diciendo que no les pasará nada o que debemos vestirnos miserables, sólo recuerden: más es menos.

Dos estrellas para comer

Es normal que cuando eres nuevo en algún lugar, uno de los más grandes dilemas es dónde comer, normalmente los mercados o los restaurantes ya establecidos son una opción segura.

El problema es cuando únicamente hay ambulantes, si existe uno de estos dos factores pueden comer ahí: Que se encuentren perros cerca (perro no come perro) y policías (recorren todas las calles, es obvio que saben dónde comer).

 

Comentarios