Los inventos, de todo tipo, son parte de la historia de la humanidad, algunos más sofisticados que otros. Y sus creadores han tenido que pagar un costo elevado para llevarlos al éxito: demasiado dinero, horas de intenso trabajo y, en algunos casos, ¡hasta la vida!

Eso es lo que nos reúne hoy: veremos siete casos en los que personas han muerto a causa de sus propias creaciones.

1.Paracaídas – Franz Reichelt (1912)

Este hombre diseñó el primer paracaídas portátil. A pesar de que numerosas pruebas habían acabado fallidas, Franz se animó a realizar una prueba más, convenciéndose de que su invento iba a funcionar de manera adecuada. Así que saltó desde la Torre Eiffel.

Su invento no funcionó como se esperaba y se desplomó en el suelo.

2.Aviación – Otto Lilienthal (1896)

Otto llegó a desarrollar 18 modelos de distintos aviones. En una ocasión, el 9 de agosto de 1896, durante un vuelo de prueba, cayó de una altura de 15 metros, y, al igual que en el caso anterior, se desplomó contra el suelo.

Sin embargo, no lamentó que su invento haya sido el causante de su muerte, pues sus últimas palabras fueron: “es necesario que haya sacrificados”.

3.Prensa rotativa – William Bullock (1867)

La prensa rotativa es una máquina que en resumen es capaz de efectuar unas 10.000 impresiones por hora automatizada por dos cilindros. La máquina contaba con una cuchilla, por lo que no era necesario introducir el papel de forma manual.

La pierna de William Bullock, su creador,quedó atorada en la máquina mientras realizaba un trabajo, provocándole la muerte debido a las heridas graves.

4.AeroTaxi – Michael Dacre (2009)

Un caso muy reciente es el del aerotaxi, una tecnología nueva en algunos países: se trata de un sofisticado medio de transporte; para que te hagas una idea, es capaz de cruzar la ciudad de Londres en 4 minutos, sin atascos; con un precio entre 50 y 60 euros.

Definitivamente, algo muy original, pero su inventor se llevó quizá la peor parte del proyecto. En un vuelo de prueba en Malasia, dentro de su mini avión JetPod, confiado en que éste funcionaría, Michael inició el vuelo y se desplomó desde una altura de 200 metros, causando la muerte del empresario de la aviación.

5.Vagón de tren con motor de avión – Valerian Abakovsky (1917)

Además de ser un medio de transporte “futurista” para la época, se pensaba que viajaría de ciudad en ciudad a una velocidad impresionante.

Durante un viaje de Moscú a Tula, un vagón se descarriló provocando la muerte de todas las personas que viajaban a bordo, incluyendo a Valerian Abakovsky.

6.Banco de Sangre – Alexander Bogdanov (1925)

Creado para lograr la “eterna juventud”, el pensador ruso Alexander lo vio como una manera de ayudar a las personas que necesitan donadores, pero hay que entender que eran otros tiempos, la ciencia no estaba tan avanzada como en la actualidad, y el señor Bogdanov sería el que afirmaría lo antes dicho.

Él mismo se hacía transfusiones de sangre, pensando que toda la gente estaba perfectamente sana, lo cual lo llevó a contraer la malaria y la tuberculosis, que más adelante acabó con su vida.

7.Silla eléctrica – Charles Justice (1911)

Cerramos el post con una de las maneras más oscuras en las que una persona puede ser condenada a muerte: la silla eléctrica. Si bien este hombre no es el creador del artefacto, mientras estuvo en prisión fue el encargado de la limpieza del cuarto donde se realizaban las ejecuciones.

Lo curioso es que Charles se interesó por el funcionamiento de la silla al grado que sugirió y realizó ciertas mejorar al objeto para solucionar algunos problemas al ejecutar personas. Las autoridades agradecieron de buena manera las mejoras y se le dio libertad al hombre por buen comportamiento.

10 años más tarde, tras perder un juicio por robo y asesinato, a Charles Justice se le condenó a muerte en la silla eléctrica que él mismo ayudó a mejorar.

 

Algunos inventores tuvieron peor suerte que otros, pero no hay que negar que los errores nos ayudan a aprender y  evolucionar para crear un mundo mejor. Un post en honor a estas personas que murieron a causa de inventos que más adelante se perfeccionaron y ahora nos brindan mayor comodidad (bueno, casi todos).

¡Gracias por leer!

Comentarios