Hay alimentos que nos dicen en qué época estamos en México

Los antiguos navegantes usaban las estrellas para poder ubicarse en el mar, las primeras civilizaciones utilizaban la posición del sol y su sombra como forma para medir el tiempo. Nosotros vamos más allá, los alimentos nos dicen en qué época estamos en México.

Rosca de reyes

Nada nos dice con más fuerza, que el año ha comenzado como la rosca de reyes, ya que el 6 de enero es la fecha icónica, para comer este delicioso pan dulce con ate y frutas, que en su interior lleva unos pequeños muñecos que son el preámbulo de la siguiente temporada.

Tamales y atole

Si hemos comido rosca de reyes y sacado uno de los muñecos de ella, tenemos que dar vida a esta tradición, llevando tamales y atole en el día de la candelaria (2 de febrero).

Pescados y mariscos

Durante marzo y abril, el filete de pescado o los camarones son muy comunes debido a que a partir de una tradición religiosa, las personas tienen que evitar las carnes rojas.

Mango

Primavera, aquí donde comienza la época de varias frutas, la cual tiene una infinidad de presentaciones; desde mango con chile y limón, hasta platillos gourmet como el interesante mole de mango manila.

Frituras y helado

Dulces vacaciones de verano. Si quieres ver un parque, atracción o lugar turístico a reventar, esta es la época correcta, jamás verás tantos puestos de comida chatarra y helados. ¿Cómo decirle que no a unos crujientes chicharrones preparados o una congelada de rompope (bolis, allá en el norte).

Pozole y tostadas

Sabemos que todo el año es bueno para disfrutar estos platillos, pero no existe un tiempo mejor que la noche en la que celebramos nuestra independencia. No dejes de lado a sus mejores aliados, un tequila y una tostada.

Pan de muerto

El otoño se encuentra presente, y por ende, la temporada del pan de muerto queda inaugurada. Al igual que la rosca de reyes, es un pan que se hornea en fechas específicas, por lo que encontrar una rosca en agosto o uno de estos panes en abril será inusual (pero no imposible).

Pavo y ponche

El olor del tejocote inundando la cocina es una de las señales más claras de que se está haciendo ponche, cuando esto se combina con un pavo en el horno y una ensalada de manzana, es la mejor noticia para los infantes que esperan la llegada de Santa Claus.

En el caso de los adultos nos indica que el año casi ha llegado a su fin y las posadas (fiestas) marcan el prólogo de otro, llevándose con ellas recuerdos; como la vez que estuvimos cerca de las puertas de Thannhauser, todo para dejar pie a nuevos momentos.

Comentarios