Escenario cotidiano: la clásica visita al súper del fin de semana, ir caminando por los pasillos con hambre y sin saber qué comprar. Hasta ver un anaquel especial con la fruta más bonita (y cara) del lugar. Pero ¿por qué es tan cara? Ah sí, es orgánica.

¿Qué son los alimentos orgánicos?

Entre tantas marcas e información sobre los alimentos orgánicos, puede llegar a ser confuso saber por qué es mejor consumirlos o no.

Para empezar, los alimentos orgánicos son aquellos que hacen referencia a cómo son cultivados y procesados. La regulación en México incluye frutas, verduras, lácteos, huevos, granos, harinas, carnes, vinos y licores, mieles, y ciertos productos procesados. Esta regulación es supervisada por SAGARPA, a través de CERTIMEX y otros organismos reguladores, quienes para otorgar la certificación de Alimento Orgánico, debe verificar que este alimento no sea transgénico (modificado genéticamente para alargar su tiempo de vida o hacer un producto que rinda más) o haya sido cultivado con ayuda de pesticidas sintéticos ni residuos químicos, ni que no agregue en su proceso aditivos alimentarios como conservadores, hormonas, antibióticos, colorantes o saborizantes.  Además también revisa el origen del producto, su proceso de manufactura y el resultado final para que corroborar que se trata de un alimento orgánico.

¿Y que un alimento sea orgánico en qué es benéfico?

  • Generalmente viene de pequeños y medianos productores, por lo que ayuda a la economía local.
  • El suelo no se daña al mismo nivel que en los cultivos convencionales, ya que no está siendo afectado por químicos. Los cultivos de alimentos orgánicos con más amigables con el ambiente, reduciendo la erosión del suelo y contaminación del agua y aire.
  • Es un alimento sano y seguro. Los alimentos de procesos y cultivos convencionales son ayudados por diversos químicos para reducir el tiempo de crecimiento, aumentar su tamaño o evitar plagas. El problema es que estos químicos permanecen en el alimento y el consumidor acaba comiéndolos, por poca cantidad que permanezca.

  • Las plagas son controladas usando métodos y pesticidas naturales, lo que no afecta a la polinización ni a acabar con ciertas especies (ahora se sabe que las abejas pueden desaparecer por tanto plaguicida sintético)
  • Los animales cuentan con mejor calidad de vida, ya que pastan naturalmente y no son alimentados con elementos que puedan generar enfermedades adicionales.
  • Los alimentos orgánicos mantienen sus nutrientes naturales y antioxidantes más tiempo que los cultivados de forma convencional.

¿Pero por qué son tan caros?

Como no se permiten aditivos químicos en ninguna parte del cultivo o proceso, el agricultor requiere más esfuerzo y tiempo en lograr que el cultivo orgánico se desarrolle sin problemas. El trabajo que se realiza es más artesanal y los costos no se reducen, ya que los alimentos orgánicos tardan su tiempo natural en alcanzar la madurez y tienen menos tiempo de vida que los convencionales.

Además los fertilizantes orgánicos, que garantizan no dañar la salud y la certificación necesaria para la venta es dinero extra que en los alimentos convencionales no se considera.

¿Los alimentos hidropónicos son considerados orgánicos?

No. Si bien, los alimentos hidropónicos no agregan plaguicidas sintéticos en su cultivo o proceso, ni siquiera tienen contacto con la tierra. Como su nombre lo dice, son cultivados en agua, manteniendo la raíz del alimento en contacto con agua llena de soluciones nutritivas elaboradas con sales minerales.

Así que ahora ya saben por qué los alimentos orgánicos son más benéficos y por qué es importante priorizar los gastos en nuestra alimentación. Lo barato, sale caro.

¿Quieres saber más sobre alimentos orgánicos?   Te recomendamos los siguientes enlaces:

Productos Orgánicos en México

Guía para encontrar productos orgánicos si vives en México

¿Qué es la producción orgánica? 

Comentarios