Tal vez hayas escuchado de ellos, tal vez no, pero lo que es cierto es que últimamente estas revistas de fanáticos se han convertido en la mejor manera de que el trabajo de los artistas independientes salgan a la luz.

El fanzine se manifiesta en pequeños libros auto-publicados por una sola persona o un conjunto de artistas que buscan la oportunidad de publicar sus creaciones y compartirlos con el mundo. Los más antiguos datan desde el siglo XIX y empezaron contando historias de ciencia ficción y escribiendo poemas.

Más tarde se popularizó con cómics, películas de terror y hacia los 60s con textos políticos y sobre la escena musical de esa época. Se pueden hacer sobre lo que sea desde fotografía, diseño, recetas, videojuegos e incluso textos religiosos o controvertidos que de otra manera no serían posible publicar.

zine5
Imagen: dezskinn.com/fanzines

Entonces, ¿por qué se hacen los zines?

Actualmente, cuando los artistas no encuentran la manera de que alguien apoye su creación para compartirla con el mundo deciden hacerlo ellos mismos con una mínima inversión.

zine3

Sin embargo, muchas veces, en vez de querer empezar con algo extravagante (como pintar un mural gigante en las calles de la ciudad de México o publicar su propia serie de libros que prometen será más popular que Harry Potter) comienzan con pasos pequeños y seguros que igual les dará la misma libertad y sentimiento de creatividad al tiempo que se comienzan a dar a conocer poco a poco.

El arte zine está resurgiendo en países como Canadá e Inglaterra donde incluso ya existen pequeñas tiendas exclusivas especializadas en vender zines.

zine6
Imagen: ksat.fr/?p=1143

También se pueden encontrar a través de internet o topándose al artista en la calle con una caja vendiendo sus zines como si fueran periódicos.

La regla principal para un zine, y que debe acatarse al pie de la letra, es simple: No hay reglas.

Puede ser de cualquier material, de contenido variado, de diferentes tamaños, ¡de lo que tú quieras! En fin… aquí el único límite es el artista.

zine8

No hay barreras para hacer arte con un fanzine y comenzar a desarrollar eso que jamás creíste o tuviste oportunidad, lo único que te detiene eres tú mismo.

Así que toma aquella hoja y lápiz que tienes al lado y comienza a planear tu zine.

Nosotros lo esperaremos (:

Comentarios