El 11 de septiembre de 1971, en la localidad de Valle de Bravo, Estado de México, se presentó el festival de música Avandaro, especie de Woodstock mexicano, un parteaguas en la contracultura musical sociohistórica del país.

avándaro

Woodstock, para quien no lo sabe, fue un festival musical ocurrido en 1969 que se convirtió en clave de la contracultura. La gente que asistió fue reconocida como hippie, pero en realidad se trataba de más de 400 000 personas que alzaron sus voces por los movimientos sociales en todo el mundo.

Regresando a Avándaro, en un inicio, el evento era llamado el “Festival de Rock y Ruedas de Avándaro” porque originalmente se trataba de una carrera de autos producida por la promotora de los hermanos Alfonso y Eduardo López Negrete , éste último piloto de autos. La idea era amenizar la carrera con música, por lo que los organizadores, entre ellos el hoy afamado productor de Televisa, Luis de Llano, decidieron incluir 12 bandas de rock.

avándaro

Al festival acudieron más de 200,000 jóvenes al grito de “Amor y Paz”. Sin embargo, el ambiente aún se sentía tenso por la masacre estudiantil del 68 y el famoso Halconazo, otra masacre de estudiantes que se dio el mismo año del concierto.

Los problemas comenzaron cuando el vocalista de uno de los principales grupos, Peace and Love, le “recordó la madre” a todo el que no cantará junto con él su canción favorita: Marihuana.

avándaro

El hecho no hubiera pasado a mayores si el concierto si éste no hubiera sido transmitido en vivo por radio. La represión de las autoridades no se hizo esperar y pronto el personal, que para ese momento ya estaba enervado, se vio reprimido a macanazo limpio.

El gobierno dispersó a los ríos de gente y, como resultado, la música rock fue suprimida durante años por el gobiernos, así como los conciertos masivos prohibidos hasta entrados los años 80.

Avándaro
Foto: Pedro Meyer

Preguntenle a sus papás o abuelitos, seguro les contarán su propia versión de los hechos. Hoy podemos disfrutar de la música y de mensajes con tintes políticos en cada concierto. Basta recordar al buen Roger Waters dando un mensaje contra Enrique Peña Nieto y Donald Trump en la plancha del Zócalo en 2016.

🙂

 

Comentarios