El camino que recorrió Barbra Streisand, cantante y actriz con más de 50 años en el medio y premios de sobra, no fue nada fácil. Pero, en su llegada a la cima marcó muy bien qué es lo que es necesario para ganarse el título de diva.

1.No puedes ser una diva si no cambias tu nombre

Originalmente se llamaba Barbara Joan Streisand, pero quitó una de las “a” de su primer nombre para que ella no fuera pensada como una mujer común y corriente.

2. No puedes ser una diva si Siri no aprende a decir tu nombre

Apple no tardó más de dos semanas en corregir el modo en el que Siri pronunciaba el nombre de Barbra, ya que la artista se quejó sobre la incapacidad de la aplicación para hacerlo.

3. No puedes ser una diva si no tienes una flor con tu nombre

Se trata de una rosa en una tonalidad que se encuentra entre el rosa y el morado.

4. No puedes ser una diva si tu familia no te apoyó

La madre de la actriz no pensó que ella triunfaría porque era muy delgada; incluso, su padrastro le negaba cosas “por ser fea”. Pero Barbra no se desanimó y, al graduarse del instituto en donde estudiaba, fue a probar suerte a Nueva York.

5. No puedes ser una diva si no ha terminado en empate tu Oscar

En 1968 fue la única ocasión en la cual hubo un empate en una categoría de actuación en la historia de Los Óscares. Este premio lo compartió Streisand con Katherine Hepburn, quien fue nominada por su actuación por El León en Invierno.

Y, para ti, ¿Qué implica ser una diva?

Los nuevos Caballos de Troya: la manipulación contemporánea

Comentarios