Se aproxima la época del año en donde nuestras venas se convierten en el tránsito de alcohol más que de sangre. El Guadalupe-Reyes cada día se acerca más y cuanto más crecemos más sentimos en nuestros cuerpos el efecto de la cruda. Hay veces que es tan poderosa que nos hace pensar dos veces antes de tomar ese trago extra o cuestionar si queremos volver a tomar en nuestra vida. Por eso aquí te enseñamos a responder esa gran pregunta: ¿Cómo curarme la cruda?

Por eso nos hemos dado a la tarea de reunir las mejores curas para las peores crudas y asegurar que festejes los últimos dos meses del 2016 como es debido.

El suero. Esa bebida que solamente nos acordamos que existe cuando tenemos un malestar estomacal. Es uno de los mejores aliados que puedes tener a la hora de despertar con una cruda mortal. La verdad es que te sorprenderá lo rápido que te aliviana recuperar tus electrolitos.

Existe una leyenda por ahí que el té rojo antes y después, hará que tu cruda parezca de aquellas que te daban cuando eras un moco de 18 años. Será inexistente. El secreto es tomar una taza del místico té una hora antes de ir a fiestear y tomar una ya que vayas a dormir. La segunda parte es lo más difícil porque una vez que tengas algunas copas encima puedes llegar a olvidar por completo la segunda taza, arruinando así el hechizo.

Un buen y largo baño ayudará a que tu autodesprecio por tomar malas decisiones se empiece a ir por el drenaje. Entonces trata de llegar a la regadera lo más rápido posible.

Sea que llegues arrastrándote al puesto de barbacoa más cercano a tu localidad o tu fuerza te alcance únicamente para ordenar una pizza. Una de las mejores cosas que puedes hacer por tu cuerpo es comer algo grasoso, ya que todo parece apuntar a que hay algo en ese tipo de comida que actúa como magia sobre el malestar de la cruda.

Eso andar conectando cosas no es la mejor idea. Considéralo un tipo de placebo que lo único que hará en realidad es retrasar y aumentar tu malestar en algún punto. Si lo que quieres es regresar a ser un ser humano funcional, evita volver a tomar alcohol.

Uno de los placeres más grandes en la vida es dormir. Y cuando se te salió de las manos el festejo una de las mejores cosas que puedes hacer es dejar que Juan Pestañas se encargue de tu malestar y pedirle al universo que tengas la fuerza para continuar con el festejo.

Estas son algunas de las recomendaciones que te doy para acabar con la cruda. ¿Tú cuál consideras cuál es la mejor? ¿Cuál te ha funcionado mejor?

Comentarios

Artículo anteriorAsgardia: Una nación en el espacio
Artículo siguienteLas 7 páginas más WTF de Internet
Andrea es una Potterhead de corazón, Shadowhunter de fin de semana y Lady Sith cuando la hacen enojar. Es una entusiasta de la vida sana pero los fines y puentes come cosas gordas sin que nadie lo sepa. Le gusta hacer yoga, meditar y leer el Tarot de vez en cuando. Su placer culpable favorito son las paletas de horchata de la zona azul (en la republica hermana de Satélite). Tiene más libros que sentimientos y su palabra favorita es: furthermore. Empezó a escribir cuando JK Rowling se tardó la vida en sacar la quinta parte de HP y lleva desde la prepa trabajando en una novela. Es fiel creyente de la magia, el destino y la energía. Ama el sol, los animales y las suculentas. Comparte custodia de dos bellos gatos y tiene un aceite esencial para cualquier mal del cuerpo. A diferencia de muchas personas, su Patronus es un perro y no un salmón.