Una novela escrita por André Aciman se convierte en punto de partida para un filme que lleva el mismo nombre: Call me by your name (Llámame por tu nombre).

La cinta dirigida por Luca Guadagnino fue estrenada en el Festival de Sundance a principios de 2017, pero su recorrido por varias salas la ha convertido en una de las favoritas en grandes premiaciones.

Call Me by Your Name nos cuenta el romance que viven dos hombres al norte de Italia en el verano de 1983: un joven de 17 años que pertenece a una familia de profesores que da acogida a un recién graduado escritor norteamericano de 24 años.

Las tensiones emocionales llegan a puntos que tocan nuestros más remotos recuerdos.

Por ahora, no hace falta decir más. Veamos el trailer:

A caso, sin afan de resultar insulso, ¿sus imágenes no recuerdan a esos pasajes de la cinta de Luchino Visconti, Muerte en Venecia, basada en una novela de Thomas Mann, mientras escuchamos a Gustav Mahler?

La historia de Elio (Timothée Chalamet) y Oliver (Armie Hammer) en la campiña italiana es una poderosa ilustración del amor.

call me by your name

Quizá esos guiños que el realizador nos regala sean la fuente de su éxito internacional.

Call me by your name posee esa característica casi mágica de las películas independientes. Con tan sólo 4 millones de dólares de presupuesto, logra manifestar las habilidades artísticas de su creador y de su equipo de talento.

La representación de las personas LGBTTTI abre la puerta a la visibilidad. El aporte de Luca Guadagnino se evidencia en su deseo de contar una historia sin ánimo de ser escarnecedora, moralista, vamos, didáctica.

En el sitio de crítica cinematográfica Rotten Tomatoes, la película alcanza el 98% de aceptación, lo cual no ayuda a encontrar indicadores de su potencial como obra artística que trasciende, primero más allá de lo escrito, y luego más allá de la pantalla.

¿Se convertirá Call Me by Your Name en una de las grandes sorpresas en los premios más importantes del cine?

Fecha de estreno en Latinoamérica: febrero, 2018

10 Razones para ver 120 latidos por minuto

Comentarios