La instalación en realidad virtual de Alejandro González Iñárritu, Carne y Arena, explota al migrante y perpetua viejas ideas.

Carne y Arena Explota al Migrante
Univision Noticias

La experiencia sitúa a los espectadores como si se tratara de mexicanos cruzando la frontera, sintiendo lo que representa ser detenidos por la patrulla fronteriza. Durante seis minutos y medio, se narra la experiencia de migrantes reales, quienes también son los actores del filme.

Sin embargo, esta puede ser una situación donde la información sobre el tema no se está contando completamente.

Carne y Arena explota al migrante
U.S. Customs and Border Protection

 Sólo es la mitad de la historia

El relato de migrantes cruzando el desierto o el río hacia el otro lado” ha sido pasada por generaciones. Pero estimaciones actuales indican que entre 40% y 50% de los migrantes indocumentados han llegado por avión.

Jorge Ramos señala que construir el muro es absurdo, porque la mitad de migrantes llegan en vuelos con visados legales. Simplemente, deciden quedarse más del tiempo permitido y se convierten en ilegales.

Carne y Arena explota al migrante con una idea incompleta de las estadísticas y sólo muestra lo que llama más la atención. En realidad, gran parte de los migrantes no han pasado por la cruel experiencia de la frontera.

Carne y Arena Explota al Migrante

Pinta al migrante como un Mártir

Mucha gente se ha puesto en peligro para poder dar una mejor vida a su familia. Hace 20 años arriesgarse a llegar a Estados Unidos valía la pena, pero los tiempos han cambiado.

La economía de Estados Unidos, aunque mejor que la de México, ya no es la misma de antes. Un indocumentado gana alrededor de $2,000 dólares al mes, de los cuales $1,000 se gasta en sobrevivir con lo básico.

Además, para tener auto, apartamento y crédito, los migrantes pagan al departamento de impuestos estadounidense $1,400 dólares anuales. Este pago les da una identificación fiscal que les permita tener acceso a estos servicios básicos.

A pesar de que los inmigrantes no tienen muchos beneficios en Estados Unidos, deben pagar a “Hacienda”. Este dinero se usa para pensiones y servicios a los que ciudadanos estadounidenses tienen acceso y los migrantes no.

Mandar 500 dólares de remesa no es suficiente para ponerse en peligro en la frontera y vivir con miedo después de cruzarla.

Mucha gente aún tiene la idea de que trabajar duro en Estados Unidos sacará adelante a sus familias. Carne y Arena vende al mártir sacrificado por un futuro mejor, sin contar lo que pasa después de cruzar.

Carne y Arena Explota al Migrante
New York Times

Las ganancias no ayudan a los migrantes

Las motivaciones de Alejandro González Iñárritu y su equipo para abordar el tema de la migración pueden ser muchas. Desde las altruistas que expresan en las entrevistas con los medios, hasta algunas más egoístas.

Las intenciones que sí podemos conocer son las de las empresas detrás del proyecto. Los negocios no pueden actuar de caridad, debe haber ganancias que permitan pagar a los miles de empleados que ocupan.

La crítica está en que esta experiencia de seis minutos y medio tiene un costo de $25 dólares en el LACMA, en California, y $300 pesos en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

Opiniones de gente sobre esta experiencia expresan que es impresionante y toda una nueva perspectiva al sufrimiento de los migrantes.

Sin embargo, la gente que participa este espectáculo no es la que está en peligro de cruzar la frontera. Las personas en riesgo son los jóvenes y adultos sin oportunidades en pueblos fronterizos.

Carne y Arena explota al migrante y sus vivencias como un lujo para gente de las ciudades. La gente que en verdad necesita vivir esta experiencia para hacer conciencia no tendrá acceso a ella.

Además, no se ha anunciado entregar ningún porcentaje de las ganancias a algún programa de ayuda a los migrantes.

Carne y Arena Explota al Migrante
OMAR TORRES/AFP/Getty Images

Los migrantes tienen responsabilidades

Secuestro, explotación y maltrato son algunas de las situaciones que alguien en busca de mejorar su vida en Estados Unidos puede sufrir.

Para una persona adulta, asumir estos riesgos no es algo para tomarse a la ligera. Muchas veces son los familiares los que sufren las consecuencias de las acciones del migrante a través de extorsiones o problemas legales. Incluso, hay gente que cruza la frontera con niños, poniéndolos en una situación de peligro mortal.

Carne y arena explota al migrante y a los motivos por los cuales estas personas se arriesgan, sin contar la historia de aquellos que pagan los platos rotos.

Se estima que más de 600,000 jóvenes mexicanos que fueron llevados en su infancia a Estados Unidos podrían estar en riesgo de deportación por el fin de la ley DACA. Estas personas han crecido y estudiado en la cultura estadounidense, y debido a las decisiones de sus padres podrían ser mandados a un país donde no conocen ni la cultura, ni a la gente ni siquiera el idioma.

Estas leyes han llevado a zonas de peligro a familias enteras. Lee “Una mexicana inmigrante entre las 100 personas más influyentes”.

Carne y Arena Explota al Migrante
“Wet Dreams” Juan Carlos Macias

Conclusión: Carne y Arena Explota al migrante y manda ideas erróneas de la realidad

Soy una persona con familiares y amigos que vivieron en persona la cruel experiencia de cruzar la frontera; mi interés es mostrar otra perspectiva del complejo problema de la migración indocumentada que siempre se aborda con el mismo discurso de injusticia y el drama. Pongo a tu consideración estos argumentos en la esperanza de que no convirtamos ciegamente el sufrimiento de muchos en el beneficio de pocos.

Me gustaría saber tu opinión sobre el tema, hablemos en los comentarios.

Comentarios