Llegará el Día Cero. La gente no tendrá agua. Habrá que reducir al máximo el consumo del líquido vital. La escasez nos obligará a reflexionar en qué hemos malgastado nuestros recursos. Ciudad del Cabo, en Sudáfrica, será la primer ciudad en quedarse sin este recurso.

ciudad del cabo

El fin

Los científicos pronostican que el próximo 12 de abril de 2018, Ciudad del Cabo deberá afrontar una realidad de la que todos seremos responsables. Después de una sequía que se ha prolongado por más de 2 años, la población no tiene más alternativa.

Sudáfrica es el trigésimo país más seco del mundo. Situación que ha obligado a las autoridades del país a reforzar sus medidas de prevención. Sin embargo, un cambio en los patrones climáticos activa la declaratoria de emergencia.

Entre los meses de abril y octubre existía una temporada de lluvias que no se ha presentado en los últimos tres años.

¿Creen que sea el momento adecuado para hablar del calentamiento global?

Ciudad del cabo

Ciudad del Cabo cuenta con 3,7 millones de habitantes que viven bajo restricciones de agua muy extremas.

La escasez ha afectado la vida urbana, el desarrollo industrial y, por supuesto, ha minado toda esperanza de superar las condiciones adversas generadas por la pobrezas.

Las autoridades medioambientales consideran que aún no es demasiado tarde para hacer algo al respecto. A partir de febrero el consumo por persona se reducirá a  50 litros.

ciudad del cabo

Día Cero

El 12 de abril será conocido como el Día Cero. Entonces se interrumpirá la distribución básica del agua.

Los grifos comunales no servirán más.

La gente deberá recorrer distancias aún más largas para buscar un poco de agua.

El límite permitido por persona será de 25 litros al día, cantidad que según la Organización Mundial de la Salud  (OMS) puede ayudar a la higiene personal y a la alimentación de manera precaria.

 

Nuestra responsabilidad

Y desde otros puntos del mundo, nosotros permaneceremos como observadores pasivos, casi indiferentes, por nuestra falta de tacto y empatía. Argumentado una vez más que nada podemos hacer para cambiar las cosas.

 

Reloj del Apocalipsis nuclear se adelanta: premios Nobel avisan del riesgo

 

Comentarios