¿Cuál es tu más grande miedo? Para alguna personas, el simple hecho de asumir su identidad representa el más grande de sus temores. En lugares donde la práctica común es la intolerancia, como en Rusia, suceden cosas que bien podrían aparecer en una película o corto de terror.

Esto es lo que pasa en Pyotr495, un cortometraje canadiense sobre la hostilidad rusa ante las personas LGBTTTI.

El audiovisual cuenta la historia de un chico que, tras acordar un encuentro a través de una aplicación de ligue, debe enfrentar el terror de una situación inesperada.

Hasta ahí todo parece muy ligado a otras historias fatales sobre homofobia, pero de pronto el cortometraje da un giro que lo ubica, precisamente, en el género del terror fantástico.

“Situada una noche de la actual Moscú, Pyotr, de 16 años, es acosado por un grupo ultranacionalista conocido por sus violentos secuestros y ataques reforzados por la ley de propaganda LGBT de Rusia, pero Pyotr tiene un secreto peligroso.”

¡Tienen que verlo!

El cortometraje fue dirigido por Blake Mawson, quien se basó en la existencia de grupos que defienden la política de “cero propaganda gay” en Rusia.

El audiovisual ha ganado varios certámenes a nivel mundial por su capacidad para contar una historia, lamentablemente muy conocida, a través de un recurso tan poco común en la temática como el género de terror.

El propósito del realizador fue mostrar que existe una fuerza casi sobrenatural en la personas que todos los días deben enfrentar el acoso callejero, laboral e incluso familiar tras el reconocimiento de sus preferencias sexuales.

Después de ver el corto nos preguntamos, ¿quiénes son los verdaderos monstruos?

Pyotr495 es un mensaje magnífico para denunciar los ataques de homofobia en todas partes del mundo con tal de crear conciencia sobre el daño que genera la intolerancia.

¿Qué les pareció?

Comentarios