¿Tienes una idea loca? ¿Una que cambiará al mundo? ¿Eres el próximo Mark Zuckerberg? Bueno, esto no es suficiente, primero necesitamos dinero y la respuesta perfecta puede ser el crowdfunding, una buena alternativa de negocios.

Crowdfunding, una buena alternativa de negocios

El Crowdfunding se ha vuelto una gran herramienta para esas personas que no tienen los fondos para poder dar vida a sus ideas, páginas como Indiegogo apareciendo en 2007 y dos años después Kickstarter, estas se establecieron como punto de reunión donde la gente común, genios y uno que otro inversionista serio; se juntan para soñar a ser millonarios.

Una idea no solo puede ser un producto o un servicio, en estos lugares podemos postear “lo que nos venga en gana”; un guión para una película, un reloj inteligente, video juegos. Quizá ésta sea su mejor característica y el punto más débil de las microfinanciaciones de estos sitios.

Lo Malo

La idea de carne 100% orgánica, parecía una buena inversión, que poco a poco traería ganancias para sus creadores e inversionistas. Pero no todo es miel sobre hojuelas, después de haber superado su meta por 117,935 dólares, Kobe Red desapareció de la faz del Internet, eliminando cualquier dato rastreable de ésta. El proyecto fue cancelado a tiempo, ya que reflejaba ciertos indicadores de fraude: Poca información de los creadores, videos en mala calidad, entre otras.

Crowdfunding, una buena alternativa de negocios

Existen otros casos en que los usuarios no tienen tanta suerte, Soup era un router que prometía controlar todos nuestros dispositivos electrónicos de manera inteligente desde el smartphone, todos se desconcertaron al escuchar que la empresa se declaró en banca rota y el fundador subiera una foto de su nuevo BMW.

Crowdfunding, una buena alternativa de negocios

Lo Bueno

Estos son uno entre cientos, existe siempre un lado bueno, empresas como Oculus, la firma pionera en las gafas de realidad virtual para videojuegos. Esta comenzó su proyecto con la modesta meta de 250 mil dólares, sin imaginarse que recaudarían 2 millones, mucho menos pensar que poco más tarde Facebook la compraría por 2 mil millones. Aquí se marcó un punto de inflexión y una tendencia en el mundo de los Gamers.

 

Casos en los que marcas como DJI, el monstruo asiático de los drones, queda sorprendida por un pequeña empresa llamada AirDog, que después de superar la meta de la campaña, tuvo problemas con sus aeronaves y en un acto inesperado recibió ayuda del grupo de ingenieros que dan vida al Phantom.

Crowdfunding, una buena alternativa de negocios

Lo Intrépido

Pero ninguno como la idea de Zack Danger Brown, el chico que intentaba hacer una ensalada de papas, con una meta de 10 dólares, sin imaginar el frenesí que desencadenaría. Al rebasar el objetivo él mencionó que si la suma llegaba a los $75USD realizaría una fiesta de pizza “Party Pizza” y si llegaba a los $100, utilizaría diferentes tipos de recetas.

Crowdfunding, una buena alternativa de negocios

El furor fue en aumento, cambió la mayonesa ordinaria por premium; contrató un chef profesional al cruzar los $300, en los mil prometió el live streaming, llegados los $1200, se dispuso a contratar a un equipo para realizar la filmación; De un momento a otro supero los $3000 y termino rentando una cocina industrial. La cantidad final fue de $55,492 y el único riesgo o reto que mencionó en su campaña era la probabilidad de que no quedará buena, ya que era su primer ensalada.

Más de 200kg de papa se sirvieron en el festival de Columbus, donde los usuarios festejaron el triunfo de la campaña al mismo tiempo que este evento recaudaba fondos para los menos afortunados. Una loca idea que termino en algo más.

¿Qué les parece? ¿Ustedes han colocado algún proyecto en alguna de estas páginas? Díganlo en los comentarios.

Comentarios