Todo el mundo cree que la vida sería más fácil, más feliz e infinitamente más satisfactoria si su nivel de inteligencia creciera en un sentido extraordinario. Pero eso no es del todo cierto: existen algunos tópicos donde ser inteligente se vuelve un dolor de cabeza.

Así quedó demostrado en una conversación en Quora y explicada científicamente por I Fucking Love Science.

A continuación, reunimos algunas de las respuestas más estimulantes y explicamos la ciencia detrás de ellas.

1.A menudo piensas en lugar de sentir

El usuario de Quora, Marcus Geduld, dice que generalmente entiende muy bien sus emociones y puede contarlas a otras personas, pero nunca siente alivio al expresarlas.

“Este es un problema común para las personas inteligentes, especialmente las que son altamente verbales. Usan las palabras como una cortina de humo, y es mucho más eficaz cuando sus palabras son ciertas. Las personas menos articuladas tienden a desahogarse a través de patear, correr, gritar, sollozar, bailar, saltar de alegría… Yo explico. Y cuando termino de explicar, todo lo que he explicado todavía está atascado dentro de mí”.

La observación de Geduld resalta la distinción entre habilidades cognitivas y emocionales.

Los científicos no pueden decir con certeza si los dos factores están relacionados, y cómo se relacionan, pero algunas investigaciones interesantes sugieren que la inteligencia emocional alta compensa la baja capacidad cognitiva. En otras palabras, parecería que las personas que son super inteligentes podrían no necesitar de las habilidades emocionales para resolver problemas.


2.La gente con frecuencia espera que seas uno de los mejores

“Se espera automáticamente que seas el mejor, pase lo que pase”, escribe Roshna Nazir. “No tienes a nadie con quien hablar sobre tus debilidades e inseguridades”.

En un extracto de “Smart Parenting for Smart Kids” publicado en PsychologyToday, los autores escriben que los padres generalmente están más ansiosos sobre el rendimiento de sus hijos cuando esos niños son inteligentes.

Desafortunadamente, señalan, “a veces eso puede llevar a centrarse demasiado en lo que hacen y no en quiénes son”.


3.Puede que no aprendas el valor del trabajo duro

Varios usuarios mencionaron que las personas inteligentes sienten que pueden salir adelante con menos esfuerzo que otras personas. Pero un alto cociente intelectual no siempre conduce directamente al éxito, y las personas altamente inteligentes nunca pueden desarrollar la perseverancia necesaria para tener éxito.

Según Kent Fung, “la inteligencia se convierte en un problema cuando los que la tienen descubren que no necesitan trabajar tan duro para mantenerse al día, y por lo tanto nunca desarrollan una buena ética de trabajo fuerte”.

Un estudio encontró que tu esfuerzo en el trabajo se correlaciona negativamente con ciertos tipos de inteligencia. Los investigadores proponen que las personas altamente inteligentes podrían sentir que no necesitan trabajar tan duro para lograr lo que quieren.


4.Las personas pueden enojarse porque las corriges en una conversación informal

Cuando sabes que alguien acaba de decir algo completamente inexacto, es difícil reprimir el impulso de corregir.

Por eso debes ser extremadamente sensible al hecho de que otras personas se sientan avergonzadas y ofendidas por tus acciones, o arriesgarte a perder muchos amigos.

Ser inteligente es un fastidio, dice Raxit Karramreddy, “cuando corriges a las personas todas y cada una de las veces hasta el punto en que dejan de estar contigo o dejan de hablar contigo”.


5.Tiendes a pensar demasiado

Los peligros de pasar demasiado tiempo contemplando y analizando.

Por un lado, puedes ponerte sensible cuando intentas encontrar el significado existencial de cada concepto y experiencia. “Te das cuenta de lo moribundo que es todo y de que nada realmente significa nada. Buscas respuestas y te vuelve loco”, escribe Akash Ladha.

De hecho, un estudio publicado en 2015 encontró que la inteligencia verbal en realidad está relacionada con la preocupación.

Desde un punto de vista práctico, toda esa perseverancia significa que las personas inteligentes pueden encontrar que es imposible hacer una elección. Tirthankar Chakraborty escribe: “La comprensión de las posibles ramificaciones de tus decisiones, especialmente la tendencia a analizar en exceso esas consecuencias, hace que la decisión nunca se tome”.

 


6.Comprendes que no sabes nada

Ser superinteligente a menudo significa apreciar los límites de tu propia cognición. Por más que lo intentes, nunca serás capaz de aprender o entender todo.

Escribe Mike Farkas: “La inteligencia es una maldición cuando cuanto más sabes, menos sabes”.

La observación de Farkas recuerda un estudio clásico de Justin Kruger y David Dunning, el cual dice que cuanto menos inteligente eres, más sobreestimas tus habilidades cognitivas, y viceversa.

 

¿Se sienten (o piensan) identificados?

Decir “malas palabras” es una señal de inteligencia

Comentarios