El Día Mundial del Teatro se celebra cada 27 de marzo desde 1962 como un decreto del Instituto Internacional del Teatro, y cada año el mismo instituto llama a grandes figuras artísticas para compartir una reflexión sobre la cultura y el medio artístico. En su primera conmemoración, fue el propio Jean Cocteau quien pronunció palabras al respecto.

Y este año una de las encargadas de tal actividad es la escritora y periodista mexicana Sabina Berman. Y es que el cine y el teatro comparten ciertos elementos que los vuelven igual de mágicos, pero que, en esencia, también los tornan en manifestaciones muy distintas:

“El teatro —que exige la presencia de unos seres humanos ante otros seres humanos— es maravillosamente apto para salvarnos de volvernos algoritmos”

Día Mundial del Teatro

Desde el griego, el teatro se convierte en un lugar para la  contemplación. Por eso te compartimos estas frases geniales:

1.Federico García Lorca:

“El teatro es la poesía que se levanta del libro y se hace humana. Y al hacerse humana, habla y grita, llora y se desespera”. 

2.Arthur Miller:

“El Teatro es tan infinitamente fascinante porque es muy accidental, tanto como la vida.”

3.Augusto Boal:

“Todo ser humano es teatro, aunque no todos hacen teatro. El ser humano puede verse en el acto de ver, de obrar, de sentir, de pensar. Puede sentirse sintiendo, verse viendo y puede pensarse pensando. ¡Ser humanos es ser teatro!”

4.Peter Brook:

“¿Saben por qué triunfa el teatro, por qué ha vuelto la gente al teatro? Porque el teatro no trata de nada en concreto. Trata de la vida. ¡Es la vida!”

5.Eleanor Catton:

“El teatro no es la vida real ni tampoco una copia perfecta de la vida real. Es sólo un punto de acceso.”

 Día Mundial del Teatro

Sabemos que el teatro mexicano tiene grandes retos por delante que lo vinculan directamente con el problema de butacas vacías, el financiamiento y el deseo de fortalecer ciertos aspectos técnicos para alcanzar los niveles de las grandes representaciones.

Sin embargo, a todos los teatreros les decimos:

¡Mucha mierda!

Walt Whitman: un canto para despertar de la muerte

Comentarios