La adolescencia suele estar marcada por muchos cambios que definen las personas que seremos en el futuro. Muy a menudo, siendo muy morros, comenzábamos a elegir nuestros gustos. Sin darnos cuenta (o a veces por simple imitación), terminábamos involucrados en tribus urbanas que definían la música que escuchábamos, la manera en que vestíamos y hasta la manera en que andábamos por ahí.

¿Sabes a qué tribus urbanas pertenecías en tu época rebelde? Bueno, si naciste en los 90 y viviste una adolescencia en los 2000, seguro encontrarás similitudes con tu vida en los siguientes puntos:


tribus urbanas

Instituto Mexicano del Sonido

Una muy buena propuesta sonora que fue abrazada principalmente por emos y pokemones que disfrutaban de la música cumbia o grupera, pero que se negaban a admitirlo y debían recurrir a algo similar (bailable) pero con arreglos más cool. Por supuesto, lo tiempos han cambiado.


Quiero Club

Pokemones (con su “filosofía” más positiva). Y es que tampoco es que te encasillaras en una tribu, casi siempre ibas de un lado a otro según la canción de moda. También podían escuchar a Kinky o Babasónicos.


Nirvana:

Eras grunge y te latía toda la ondita de lo sencillo, de apariencia “sucia” o descuidada, y estabas muy cerca de ser emo por tu actitud de “la vida no tiene sentido”. Igual te latía Pearl Jam o Soundgarden.


Metallica:

Metaleros en sus primeras fases. Todo lo que sonará diferente a esta agrupación podía ser considerado como basura. Siempre había un chico que trataba de hacer sonidos guturales y que espantaba a la gente en la calle.


tribus urbanas

My Chemical Romance:

No había duda, si escuchabas My Chemical Romance eras un emo en su máximo esplendor. También te podían latir grupos como Blink 182 y Fall Out Boy. “Welcome to the Black Parade” era tu himno. Te dedicaron “Perfect”. Y te prendía ver a Pete Wentz sin camisa en el video de “Ain’t scene, it’s arms race”.


RBD

Podías ser emo, pero en secreto amabas las canciones de RBD. Podías ser dark, pero te llegaba hasta el cora escuchar “Sálvame”. Podías ser lo que sea, pero una canción de ellos siempre terminaba dando vueltas en tu cabeza.


Panda:

Los emos amaban a Panda, incluso lloraron en la gira de despedida. Al principio pudo convencer a algunos darks, pero luego se dieron cuenta del fraude. Si te gustaba Panda, también te podían gustar bandas como Austin TV.


Natalia Lafourcade

A los gustosos de Natalia Lafourcade los podían denominar fresas, pero la verdad es que su voz y música agradaba en muchos lugares. Si ella te latía, también escuchabas a Julieta Venegas. Es posible que hayas sido un nómada pasando de una tribu a otra en busca de identidad a través de la música.


tribus urbanas

Zoé

Chavitos cool que se identificaban como rockers, pero no tan “comprometidos”. Les latían los pantalones entubados y rotos, melenas largas y gafas para sol. Conocieron a la banda por culpa de Amarte Duele.


Los Búnkers

Te latía pensar que descubrías música muy chida de otros lugares del mundo, en este caso Chile. Te sabías todas las canciones del álbum Vida de Perros. Eras una combinación entre emo, grunge (por el estilo al vestir), y rocker seguidor de Zoé.


Molotov

Mostrabas una actitud hostil, pero al mismo tiempo fiestera. Te enteraste de cómo nos controla el sistema y encontraste refugio en algunas de sus letras. Cantar “Puto” te hacía sentir liberado, pero al mismo tiempo avergonzado. Seguro tus amigos te tachaban de cholo, pero igual se echaban a Cartel de Santa o Control Machete. Comprendes, Mendes?


Las Ultrasónicas

Chicas rudas que partieron de lo emo para mutar en grunge hasta llegar hippies y viceversa. No era necesario tomar una postura para escuchar un tipo de música (y actualmente sigue siendo igual). “Baila monstruo, baila monstruo, baila monstruo…”


El Gran Silencio:

tribus urbanas

Bailar ska entre cientos de adolescentes con miles de conflictos en la mente es una prueba mortal. Lo cierto es que los amantes del ska encontraban en sus canciones y bailes un camino ideal para expresar sus emociones.


Girls Generation:

Ok, si lograste reconocer esta agrupación es por que eras (o eres) un kpopero. No hay de otra. Tus amigos te decían el friki (spoiler: tal vez no eran tus amigos).


Los Fancy Free

Los primeros signos de la tribu hipster. Su forma de vestir, cantar y bailar es la antesala de una manifestación de chicos no mainstream.


The Cure

En ti vive un ser gótico que se expresaba através de la música. Tus amigos no entendían tus gustos musicales y te juzgaban por no escuchar banda. Varias veces en tu familia trataron de exorcizarte. También te latía Joy Division y Iron Maiden. 


The Killers:

Te creías rocker pero eras fresa de closet.


tribus urbanas

Ramones:

Un espíritu punk, rocker o incluso hardcore está en tu corazón. Las fiestas cobraban otro sentido cuando lograbas apoderarte del reproductor de música para poner tus canciones favoritas. Igual te late The Sex Pistols y tuviste una temporada de The Strokes.


Daddy Yankee:

Al principio “La gasolina” sonaba en estaciones de música alternativa, luego el género reguetón fue apropiado por un grupo de personas que se obsesionaron con los movimientos de baile y sus letras provocativas. Lo denominativos que recibieron, un poco peyorativos, fueron chakas, reguetoneros y hasta tepiteños.


Café Tacvba

Rockers, hippies, pandrosos, fresas… Café Tacvba tiene material para todos.


Nortec Collective

Los elektros los empezaron a escuchar (y hasta les crearon coreografías), pero pronto pasaron a dominio público con sonidos atractivos que recordaban la música del norte con un estilo muy cool.


 Coldplay

Al principio, parecía que los rockers los adoraban, luego pasó a manos de los emos y finalmente fue relegado a los fresas. Ahora parece estar en manos de la iglesia. Lo cierto es que todos hemos coreado alguna canción de ellos.


Lacrimosa:

Eras un mega gótico del tipo “no me hables, no eres digno de escuchar mi voz”. También te latía Rata Blanca, y puede que hasta te haya interesado ese tipo de rock nacional que a veces abunda en la buenas fiestas de barrio.


tribus urbanas

Radiohead

“Karma Police” daba a los emos una excusa perfecta para estar triste; pero mucho antes de eso, Radiohead se posicionó en la cultura pop para llegar hasta oídos grunge.


Depeche Mode:

Elektronics, fresas y emos. Igual te podía gustar Moby, sólo que te conducía por un camino menos alegre.


Evanescence:

Algo de emo vivía en ti si sus canciones lograban hacerte sentir algo. ¿Quién no sentía su alma partirse en dos cuando sonaba “My Inmortal”?


Soda Estereo

Rockers cheveres, un poco más parecidos a los hippies, que pasaban su tiempo entre las clases y las canchas deportivas. Todos tenemos un amigo que lloró cuando murió Cerati.


The Beatles

Si te latía The Beatles tal vez eras uno de esas personas con gustos viejitos pero bastante buenos. Pudiste pertenecer a cualquier tribu, pero ante tu falta de decisión te juzgaron como el raro, ñoño o nerd.


 

Para una tribu urbana es esencial identificar cada uno de los elemento que componen su identidad. Es por eso que la música que en algunos sitios es rechazada, genera identidad dentro de otros grupos. Es el típico “no soy normal”, “soy diferente”, “soy especial”. Unirse a una tribu o identificarse como miembro de alguna es un deseo enorme por verse reafirmado, por ser sui generis en un mundo que resulta uniforme.

Lo más chido de todo es comprender la diversidad que nos identifica y entender que la convivencia es posible sin importar nuestras aparentes diferencias.

¿Con cuáles otras bandas te identificabas?

Comentarios