Está hasta el quinto infierno

Lugar muy lejano; la expresión surgió aparejada con la frase “fuera de México todo es Cuautitlán”. Durante la época colonial, se contaba una leyenda acerca de que más allá de Cuautitlán –una de las regiones más alejadas del centro de la ciudad de México-, se encontraba la morada del Diablo.

está hasta el quinto infierno
Este diablo no

Transporte ineficaz o inexistente

Viajar a esos lares resultaba demasiado cansado y, a falta de buenos caminos, era toda una aventura. Así, la vox populi comenzó a decir que esa zona era el quinto infierno, porque de acuerdo con Dante, en el quinto círculo del infierno se encontraban los perezosos, e ir a Cuautitlán, causaba una pereza inmensa por lo menos.

está hasta el quinto infierno

Una historia

El que sí conoció el “quinto infierno” fue el navegante Fray Andrés de Urdaneta, a quien correspondió encontrar una ruta marítima de regreso de Asia a través del Pacífico. Al menos hasta 1563, los marinos que habían llegado al archipiélago asiático quedaban varados o morían intentando regresar por el Pacífico.

está hasta el quinto infierno

La expedición encomendada a Fray Andrés de Urdaneta y Miguel López de Legazpi zarpó de Barra de Navidad el 21 de noviembre de 1564 y llegó a las Filipinas el 13 de febrero de 1565. Urdaneta investigó, preguntó, calculó, y en junio, comenzó el viaje de regreso esperando encontrar la ruta para volver a América.

está hasta el quinto infierno

Navegó desde las Filipinas hacia el norte y cerca de la región meridional de Japón descubrió una corriente que le facilitó la navegación. Urdaneta navegó hacia el este y a pesar de la escasez de agua y alimentos que provocó que muchos de sus hombres enfermaran de escorbuto y varios murieran, llegó a las costas de la Alta California desde donde navegó hacia el sur, atracando en Acapulco el 3 de octubre de 1565. Casi un año después de haber dejado América.

¿Conoces a alguien que viva hasta el quinto infierno?

¿De dónde rayos viene la expresión “pend3j#”?

Comentarios