Ya me cargó el payaso

Expresión que refiere que la situación se puso tan difícil que no hay forma de solucionarla. “No, pues creo que esta vez sí ya me cargó el payaso o la chingada”. El común de la gente supone que tiene su origen en los payasos de circo y en el temor que a mucha gente le provocaba su presencia.

Entonces exclamaba: ¡YA ME CARGÓ EL PAYASO!

Sin embargo, es más probable que provenga de la fiesta brava y los jaripeos. En ese argot, el payaso era el hombre encargado de distraer al animal   –toro, vaquilla-, para que no embistiera al vaquero, torero, banderillero, novillero, luego de que habían echado suertes con el animal.

ya me cargó el payaso

El payaso vestía de colores y se maquillaba –como el de circo-, para llamar la atención del animal si era necesario. Cuando el matador era cornado, el payaso entraba y lo distraía, mientras ingresaban otros ayudantes para hacerse cargo del animal, entonces el payaso se hacía cargo del herido, lo cargaba y lo sacaba del ruedo, de ahí la expresión “me cargó el payaso”.

ya me cargó el payaso

De manera que, realmente, los cargaba el payaso.

ya me cargó el payaso

¿De dónde rayos viene la expresión “me cuadra”?

Comentarios