Siempre hay lugar para el postre. No importa si hayas comido como todo un glotón y te sientas lleno a morir. Después de unos momentos encontrarás tiempo para consentir a tu paladar con algo extraordinario y sabroso.

No importa si es un pequeño recipiente de plástico que viene incluido en tu menú del día Godin, un helado en esos mágicos días que los puedes disfrutar al 2 x 1, o una rebanada de cualquier delicia entre más de dos personas para aligerar la culpa: El postre es el rey de la comida.

hlt6jqlf_j0-rachael-walker

Una de las cosas más mágicas del postre es que no necesariamente tiene que ser saturado en grasas o azúcares para ser algo completamente satisfactorio. El postre puede ser sano y bueno para el cuerpo. Tal es el caso de las llamadas Energy Balls (bolitas de energía) elaboradas con mantequilla de maní, chispas de chocolate, avena y coco tostado rallado, miel de abeja o jarabe de agave. Delicioso, energético y una mejor opción que esa bebida energetizante que tomas cuando te da el mal del puerco.

Tenemos ya helados de yoghurt que no tienen azúcar ni calorías y aún así son magia en el paladar. Existen cosas sencillas como una manzana envuelta en chamoy o chocolate. O ricos muffins de plátano con un toque de avena. Y seamos honestos, hay frutas que por si solas son un deleite completo.

pjiliypdrxi-ben-moore

 

Es tan multifacético como tú cuando andas pedo. Puede ir de muy dulce a salado e incluso con toques picositos y jamás dejará de ser una obra de arte y un manjar en cualquiera de sus presentaciones. (Por cierto, esa es la diferencia entre tú y los postres)…

1dnehxu0avk-sasha-zvereva

 

Cuando tu hambre feroz inicial es saciada y te das un momento para disfrutar el deleite que es en realidad comer, pasas al postre, que es ese momento de la comida donde la situación se relaja,la hora de las risas, de sentirte satisfecho, de disfrutar.

brkcnseqd-a-brooke-lark

El postre siempre llega a nuestras vidas como un antojo de embarazo y saciarlo es de las cosas más puras y benditas que existen en el mundo. Por ésto y mucho más: el postre es la mejor parte de la comida.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anterior7 Videos Musicales que merecían ser películas
Artículo siguiente8 escenas en películas que no creerías que son improvisadas

Andrea es una Potterhead de corazón, Shadowhunter de fin de semana y Lady Sith cuando la hacen enojar.
Es una entusiasta de la vida sana pero los fines y puentes come cosas gordas sin que nadie lo sepa. Le gusta hacer yoga, meditar y leer el Tarot de vez en cuando. Su placer culpable favorito son las paletas de horchata de la zona azul (en la republica hermana de Satélite).
Tiene más libros que sentimientos y su palabra favorita es: furthermore.
Empezó a escribir cuando JK Rowling se tardó la vida en sacar la quinta parte de HP y lleva desde la prepa trabajando en una novela.
Es fiel creyente de la magia, el destino y la energía. Ama el sol, los animales y las suculentas. Comparte custodia de dos bellos gatos y tiene un aceite esencial para cualquier mal del cuerpo.
A diferencia de muchas personas, su Patronus es un perro y no un salmón.