En 1932 apareció una película que logró impactar a sus espectadores. Freaks es una cinta dirigida por Tod Browning que se ha convertido en un clásico del cine.

¿De qué trata?

Con actores 100% reales, es decir que no recurrieron a ninguna caracterización, la historia gira en torno a un “enano” que se enamora de una trapecista; sin embargo, alguien trata de burlarse de él. Es entonces que  comprenderemos las consecuencias de ofender a un miembro del circo.

Un fracaso en el cine

Tras su estreno en salas comerciales en la década de los años 30, Freaks se convirtió en fracaso en taquillas. A la gente le parecía demasiado rara para representar una “historia de amor”.

Fue considerada como repugnante, e incluso llegó a ser prohibida en el Reino Unido. Todo por desafiar los cánones de “belleza”.

En 1994, la película fue considerada «cultural, histórica y estéticamente significativa» por la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos y seleccionada para su preservación en el National Film Registry.

Inspiración para el cine y la televisión

Freak se ha convertido ejemplo a seguir para muchas películas y series de terror. A lo largo del tiempo, diversos realizadores se han inspirado en sus premisas, personajes y situaciones.

En 2011, el creador Ryan Murphy se inspiró en esta película para crear la tercera temporada de su serie American Horror Story: Freak Show.

Ahí vemos a la Jessica Lange hacer un curioso musical en honor a David Bowie interpretando Life on Mars.

También llegó un homenaje por parte de Los Simpson: la serie animada le dedicó un capítulo dentro de su especial de Halloween, Treehouse of Horror XXIV.

Un denuncia

Por supuesto, la intención de Tod Browning siempre fue realizar una crítica del rechazo a lo diferente, a lo distinto, a lo que no se parece a la “normalidad”.

Tod empezó trabajando en un circo a los 16 años, de manera que se permeó de todas las situaciones que ahí ocurrían. El resultado fue un retrato muy fiel del rechazo a las personas que curiosamente se convertían en las atracciones principales del espectáculo debido a sus peculiaridades.

Ser diferente te hace especial

Al final, podemos decir que todos somos diferentes de alguna manera. Y eso no está mal. La belleza debe dejar de definirse por estereotipos. Una persona merece todo el repsto, los mismos derechos y oportunidades relevantes sin importar su apariencia física.

Trash Cinema: John Waters, la mente que creó Pink Flamingos

 

Comentarios