Una película de ciencia ficción que nos dejó un sabor de duda en la boca de todos. Mientras que a otros se les hizo una película más de alienígenas para pasar un rato de ocio un miércoles 2×1.  Este largometraje te formula varias preguntas como: ¿Es posible recordar el futuro, para experimentar el tiempo todos a la vez de una manera implacable? ¿Podemos “saber” el futuro de una manera similar como podemos “saber” el pasado?. Preguntas que al final nos deja una respuesta muy clara, No, no es una película más sobre aliens.

arrival

Antiguamente, había tenido una duda acerca de la inteligencia que podría tener un ser humano al establecer una cierta relación entre las categorías gramaticales del lenguaje que una persona habla y la forma en que la persona entiende y conceptualiza el mundo. “La Llegada” prácticamente respondió mi pregunta con la hipótesis de Sapir-Whorf, la idea de que el idioma que hablamos puede alterar nuestra visión del mundo, llegar a un punto consciencia y de conocimiento “iluminativo” a través de los idiomas.

Remontemos a la historia del concepto de la hipótesis para entenderla un poco mejor:

La hipótesis Sapir-Whorf puede considerarse una forma de determinismo lingüístico, aunque el interés de los psicólogos por la influencia del lenguaje en el pensamiento es anterior a la formulación de la hipótesis de Sapir-Whorf como tal. Una aproximación importante de la época era el renacido interés en el trabajo de Immanuel Kant. Éste decía que el conocimiento era resultado del trabajo cognitivo concreto de parte del individuo; la realidad («intuición sensitiva») estaba en constante flujo y el entendimiento provenía de interpretar dicha intuición mediante las «categorías del entendimiento». Individuos diferentes pueden entonces percibir la realidad noumenal como instancias fenoménicas de sus diferentes conceptos individuales.

arrival1-e1479430958842

Einstein creía que el futuro era fijo y el tiempo es una ilusión, y estas nociones son parte del pensamiento moderno establecido por el tiempo. Consideraba que el mundo físico es real, porque si fuera un sueño no podríamos formular leyes físicas comunes a todos los sueños de los distintos hombres. Esta íntima conexión entre las percepciones simultáneas de todos los hombres es lo que nos lleva a creer en la existencia de algo real externo a las percepciones. Ni el espacio ni el tiempo se pueden considerar objetivos por separado; lo objetivo es lo que llamamos espacio-tiempo. Antes de la teoría de la relatividad, el espacio y el tiempo eran concebidos como unidades de medida independientes y el espacio tenía tres dimensiones. Ahora, si se altera la forma de medir la posición en el espacio se puede alterar también el intervalo–tiempo entre dos hechos; y si se altera la forma de medir el tiempo se puede alterar también la distancia del espacio entre dos acontecimientos.

Cómo filosofía, tratemos de entender a Heidegger con su libro “El Ser y el Tiempo”. En esta obra, Heidegger aborda la cuestión del ser: ¿qué significa que una entidad sea? o ¿cuál es la razón por la que hay algo en lugar de nada? «El Dasein está determinado en su ser por la existencia». Creo que no habría que meternos más a fondo, pero para determinar la cuestión del lenguaje primero hay que entender el ser. Las prácticas del tiempo como filosofía y método científico.

58

Este conocimiento del futuro nos puede traer bastante calma a varios. Así como podemos llevar a la práctica la teoría relacionada a un escape dimensional concientizado. Es extraño, porque ahora es una película que me hizo creer un poco en que puedo quizá cambiar el estado en el que me encuentro hoy. Tal vez volver a revivir una Navidad estropeada por mis pendejadas o tener un pensamiento más maduro a mis dieciséis años. Esa difícil decisión en que tomamos nuestros caminos erróneos, ahora sobre la base de lo que nosotros pensamos que “sabemos” sobre nuestro futuro y nuestro pasado.

Comentarios