No estamos del todo seguros de por qué, pero Stephen Hawking, extraordinario científico, se está convirtiendo en el “adivino” de la fatalidad que se acerca.

Y  es que, podría parecer que lo sabemos todo sobre el cambio climático y la inteligencia artificial (IA), por lo cual debemos ser cautelosos y mantenerse informados,  pero su última advertencia es probablemente la más apocalíptica que ha sido pronunciada hasta ahoa.

Gracias al consumo excesivo de recursos, la sobrepoblación y la forma en que actualmente consumimos energía, Hawking dijo a una audiencia en Beijing que en 600 años la Tierra podría ser una “bola de fuego chisporroteante”, probablemente en una referencia ligeramente hiperbólica al cambio climático.

stephen hawking

No lo dice en forma literal, por supuesto. Lo que quiere dar a entender es que los humanos son bastante eficientes cuando se trata de alterar el clima, y que por tanto, en menos tiempo del que creíamos, este planeta podría ser inhabitable debido al calentamiento global.

Una de las posibles soluciones a este problema, aparte de atenuar nuestra adicción a los combustibles fósiles y prevenir el daño a los ecosistemas del mundo, por supuesto, es abandonar el planeta.

Es más fácil decirlo que hacerlo, pero durante su presentación la Cumbre Tencent WE de 2017, Hawking dijo que debemos “ir audazmente a donde nadie haya ido antes”.

Por eso mencionó al Breakthrough Starshot, un proyecto de $100 millones de dólares para enviar una nave espacial a otra estrella en un tiempo relativamente corto. La idea es que sea el progenitor de futuros “barcos” que enviarán a la humanidad a las estrellas, algo que a Hawking le interesa mucho hacer.

Ciertamente es bueno señalar (particularmente en esta época) que la ciencia nos dice que, como especie, estamos arruinando las cosas. Vale la pena destacar, sin embargo, que podemos utilizar esta misma ciencia para crear cosas maravillosas también, para empoderarnos y proteger el único hogar que hemos conocido.

Vía: IFL Science 

Comentarios