¿Cuántas veces nos quedamos con una canción pegada en la cabeza todo el día? En algunos casos puede llegar a ser desesperante, insoportable, sobre todo si se trata de una canción de Arjona.

Este fenómeno se llama Síndrome de la canción atorada (Stuck Song Syndrome) o Gusanos musicales (Earworms) que es cuando un fragmento de una canción, por lo general entre 10 a 30 segundos, se repite en tu cabeza incontrolablemente una y otra vez.

earworm

Son muchas las teorías del por qué sucede esto:

  • Unos dicen que los gusanos musicales son como pensamientos que queremos reprimir y que mientras más tratamos de evitarlos más se repiten.
  • Otros que es una manera de mantener el cerebro ocupado cuando éste se encuentra en relax mode.
  • Y otros, que es la manera de que el cerebro cierra los huecos entre ritmos y letras musicales, provocando así un loop (círculo repetitivo).

Investigaciones como las de James Kellaris de la Universidad de Cincinnati dicen que el 98% de las personas hemos padecido gusanos musicales; siendo los neuróticos, las mujeres, la gente estresada o cansada los más susceptibles a la “infección”.

earworm2

De ese por ciento a un 74% de la gente se le quedan pegadas canciones cantadas, a un 15% se le quedan los jingles comerciales y sólo un 11% sufre de quedársele pegada música meramente instrumental, como el tipo de música de elevador u hospitales.

Por otro lado uno de los grandes culpables de padecer este síndrome es la mercadotecnia, quien en su afán de vender más promueven gusanos musicales en forma de jingles: tonaditas con estribillo pegajoso, como el famoso caso de “Don’t worry, be happy”, de Bobby McFerrin.

¿Qué hacer cuando una canción se te queda pegada y te tortura?:

  • Mascar un pedazo de chicle pequeño
  • Leer o escuchar un audiolibro
  • Escucha de nuevo la canción, pero completa
  • Hacer crucigramas
  • Hacer una actividad física
  • Evitar sobre todas las cosas a Arjona (;

Ustedes, ¿qué canción tienen pegada ahorita?

Comentarios