Estamos a unos cuantos días del 25 de diciembre, una fecha que por costumbre (no religiosa) se acostumbra dar presentes a nuestros seres queridos. Los más entusiasmados con dicha tradición son, desde luego, los niños.

Así pues, la historia que se les hace creer a los infantes es que Santa Claus o Papá Noel les trae regalos si se han portado bien en el transcurso del año, en caso contrario el mítico personaje sólo te dejará carbón. Hasta aquí todo bien, pero ¿qué pasaría si te dijera que hay una parte alternativa de la historia que no te contaron?

La leyenda del Krampus

Según la leyenda alpina, el día 5 de diciembre se celebra el “Krampusnacht”, una noche donde los niños dejan sus zapatos fuera de sus casas; si al despertar no hay “regalos”, significa que han sido buenos, pero si dentro de ellos encuentran ramas o piedras, significa que deben ser castigados por su mal comportamiento. El encargado de imponer dichos castigos es el “Krampus”, un ser de apariencia demoníaca con características de cabra: pelo negro que cubre todo su cuerpo, horribles colmillos, largos cuernos y pezuñas.

De acuerdo con la leyenda, dicho monstruo merodea las calles durante dos semanas, a partir del 5 de diciembre, haciendo sonar campanas y cadenas oxidadas para atemorizar a los niños.

Las leyendas sobre cómo el Krampus castigaba a los niños malos durante el Krampusnacht han disminuido notablemente su nivel de crueldad con los años, ya que anteriormente se contaba que el Krampus castigaba a los niños malcriados raptándolos, golpeándolos e inclusive arrastrándolos al infierno.

Como te podrás dar cuenta, el Krampus es el lado opuesta de la moneda. Santa Claus trae regalos, el Krampus trae dolor.

Hoy en día, países europeos siguen practicando la celebración, sin embargo, en vez de castigar niños, los participantes se disfrazan de demonios que asustan y se apoderan de las calles.

¿Qué opinas? ¿Crees que hubieses visto de la misma forma la Navidad si tu hubiesen contado ésta parte de la historia?

http://somoscultura.mx/cosas-wtf-suceden-en-navidad-alrededor-del-mundo/

Comentarios