Leonard Cohen nació en Montreal, Canadá, el 21 de septiembre de 1934. Fue un poeta, escritor y músico que depositó sus inquietudes sobre la la religión, el sexo, el amor y la política en cada una de sus obras.

Un dato interesante es que en 1990, a causa de las ideas que ahondaban en su mente, decidió refugiarse en la religión Zen. Durante nueve años vivió en el monte Baldy, tiempo en el cual tomó fuerza para volver a la música y a la poesía.

Leonard Cohen falleció el 7 de noviembre de 2016.

Te invitamos a reproducir su canción “Hey, That’s No Way to Say Goodbye” mientras lees algunos de sus poemas:

Del libro Flores para Hitler (1964) se desprenden los siguientes textos:

El autobus

Fui el último pasajero del día.
Estaba solo en el autobús.
Me sentía contento de que se estuvieran gastando tanto dinero
sólo para llevarme por la Octava Avenida arriba.
¡Conductor! Grité, estamos usted y yo esta noche.
huyamos de esta gran ciudad
a una ciudad más pequeña más propia para el corazón,
conduzcamos más allá de las piscinas de Miami Beach,
usted en el asiento del conductor, yo varios asientos más atrás,
pero en las ciudades racistas cambiaremos de lugar
para mostrar lo bien que le ha ido arriba en el norte,
y busquemos para nosotros alguna diminuta villa pesquera americana
en la Florida desconocida
y aparquemos justamente al borde de la arena,
un enorme autobús como una señal,
metálico, pintado, solitario,
con matrícula de Nueva York.


Narcissus

No conoces a nadie
Conoces algunas calles
colinas, verjas, restaurantes
Las camareras han cambiado

No me conoces
Yo estoy feliz con el otoño
las hojas las faldas rojas
todo en movimiento

Pasé junto a ti en una pared de mármol
algún nuevo banco
Sangrabas por la boca
Ni siquiera sabías en qué estación estábamos


Promesa

Tu pelo rubio
es mi forma de vivir-
¡aplastado por la luz!

La impresión de tu boca
es la marca de nacimiento
que hay sobre mi poder.

¡El amarte
es vivir
mi diario ideal

que he prometido
a mi cuerpo
no escribir nunca!


Del libro La energía de los esclavos (1972) salieron estos dos textos:

6.

Me gustaría leer
uno de los poemas
que me arrastraron a la poesía.
No recuerdo ni una sola línea,
ni siquiera sé dónde buscar.
Lo mismo
me ha pasado con el dinero,
las mujeres y las charlas a última hora de la tarde.
Dónde están los poemas
que me alejaron
de todo lo que amaba
para llegar a donde estoy
desnudo con la idea de encontrarte.

 

111.

Cada hombre
tiene una manera de traicionar
a la revolución.
Ésta es la mía.

 

La partida de Leonard Cohen se manifiesta en cada uno de nuestros sentidos.

 

Comentarios