Liberated: ¿la nueva revolución sexual?

En los últimos años se ha presumido que la liberación sexual ha alcanzado un punto máximo, pero si dejamos de lado las preferencias, identidades y géneros, nos daremos cuenta de una realidad lamentable.

Liberated (2018) es un documental dirigido por Benjamin Nolot que nos lleva examinar el comportamiento de los jóvenes contemporáneos en torno a la sexualidad.

Él nos conduce en un recorrido por las playas de Miami y Cancún. Ahí descubrimos que aquella liberación sexual no es otra cosas que el reforzamiento de roles sexuales tradicionales, estereotipos y estigmas.

Desde el punto de vista de la heterosexualidad, Liberated nos recuerda que aún tenemos mucho que aprender sobre nuestras conductas.

La masculinidad

¿Cómo debe lucir un hombre?, ¿cómo debe actuar para ser aceptado?, ¿cómo tiene que expresar su masculinidad?

A los hombres se les ha exigido un comportamiento social: mostrar fuerza física, poder de convencimiento y la capacidad de tener muchas mujeres a su alrededor. Este punto afecta a las diversas expresiones de la sexualidad.

¿Por qué no entendemos que eso está mal?

A los niños, incluso antes de tener algún interés sexual, se le incita a encontrar una “mujer”.

De esta manera, todas las etapas de su desarrollo se ven ensombrecidas por exigencias absurdas. ¿Por qué pedirle a un niño que encuentren una pareja sexual?

Una vez que esta idea ha anidado en la mente de los más pequeños, el modelo se reproducirá en todas las etapas siguientes. Desencadenado graves conflictos.

Liberated hace un pequeño paréntesis para hablar del amor, y puede que tal vez esa sea única debilidad moralista, sin embargo no deja de ser un retrato preocupante de la juventud norteamericana.

La feminidad 

Las chicas reflexionan sobre cómo se sienten frustradas ante las exigencias de una sociedad que les dice cómo lucir su “belleza”.

A ellas se les impone un modelo para “gustar” a los hombres. Sin darse cuenta, en muchas ocasiones son parte de prácticas que las lastiman y orillan a bajar la cabeza en contra de voluntad.

Las mujeres entrevistas se preocupan porque no quisieran que las nuevas generaciones sufran lo mismo que ellas. Lo cual evidencia un sistema fallido en torno a los derechos humanos.

¿Qué hacer?

El respeto es la única forma de conducirnos a otros puntos. Por supuesto, la liberación sexual no tiene que ver con la irresponsabilidad, sino con la comprensión de lo que cada uno de nosotros quiere, sin excepción.

El documental nos enseña que aún nos hace falta mucho más por entender si realmente queremos hablar de una liberación sexual.

Tráiler:

Vale la pena.

Solosexuales: disfrutar la sexualidad en solitrario

Comentarios