La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) ha publicado un informe en el que indican que los niveles de dióxido de carbono del  2016 rompieron récords por segundo año consecutivo con un aumento de 3 partes por millón (ppm).

 

¿Pero ajá y eso por qué es importante?

 

Los niveles de CO2 que tenemos actualmente en la atmósfera son los más altos de nuestra historia contemporánea. La última vez que se vieron estos niveles fue hace unos 10,000 años atrás, sí, ¡DIEZ MIL AÑOS ATRÁS!

Pieter Tans, uno de los científicos principales de NOAA comenta que la cantidad de CO2 actual es de 405.1 ppm lo que representa un crecimiento que está siendo entre 100 y 200 veces más rápido de lo que se experimentó en la última era del hielo. Estos niveles representan un choque para la atmósfera.

Lo más peligroso de todo este panorama es que estamos llegando a un punto de no retorno, algo que ciertos expertos han denominado como el umbral de carbono. Es decir, prepárense porque vienen cambios climáticos con esteroides. Seguirá subiendo la temperatura del planeta, aumentará el nivel del mar por el deshielo de los polos, se generarán inundaciones y sequías, y en general el escenario es cero alentador.

 

 

Pero lo más increíble es que las razones por las que sube el nivel de CO2 siguen siendo las mismas desde hace más de cien años: el uso de los combustibles fósiles. Desde la revolución industrial de 1760 hemos ido aumentando las emisiones por consumir este tipo de energía. Algo que ha hecho que varios países se unan en repetidas oportunidades, para hacer un cambio que nunca llega como cuando se hizo el tratado de Kioto, o el acuerdo de París; reuniones que se agradecen pero que lamentablemente son destruidas por proyectos como el Dakota Pipeline, un proyecto que fue cancelado por Obama y que Trump quiere traer de vuelta, lo que puede lograr que EEUU siga siendo dependiente de combustibles fósiles por muchos años más.

Así que lo mejor será buscar alternativas energéticas y aportar aunque sea un grano de arena desde nuestra cotidianidad, para que no hacer sufrir tanto al planeta y poder disfrutarlo un poco más, antes de morir en el intento.

Comentarios