-“Hola, amiga ¿qué tal tu día?”

-“¡Bien! Por la mañana me masturbé y tuve un orgasmo fabuloso. ¿Y tú?”

-“Yo conseguí dos.”

masturbacion femenina

¿Has escuchado alguna vez algo así? Seguro no. El asunto del onanismo femenino tiene tantas barreras que apenas sabemos qué es.

 

“¿Pero, por qué hablarlo?, esa idea de la masturbación femenina es un invento más de las feminazis”, dicen algunos extraviados. Pues bueno,  además de que usar la palabra “feminazi” es un hecho deprimente y completamente repugnante, prohibir hablar del placer femenino revela un prejuicio vacío de fundamentos y profundamente nocivo.  

Algunos preceptos religiosos y morales, toman la masturbación como algo “indebido” o “incorrecto”. Una especie de “acto sucio” que las mujeres deben evitar a toda costa para conservar su dignidad y pureza. Estas concepciones son respetables para quien las crea fervientemente, claro está. Sin embargo, el dejarse llevar por una prohibición sin sentido puede acarrear malestares innecesarios, tales como:

 

La culpa por desear hacerlo y tener una constante lucha emocional por ello.

El desconocimiento del cuerpo propio (y por ende del placer personal).

La autocensura, que inevitablemente deviene en un grave daño al autoestima.

 

Peligroso, ¿no?

 

Es mucho más común escuchar a los varones decir cuándo, cuánto, cómo y hasta con qué se masturban —y además de hacer millones de chistes malísimos sobre eso—. Sin embargo, son pocas las mujeres que hablan abiertamente del placer propio. Naturalmente, no se trata de una obligación de gritarlo a los cuatro vientos, pero sí de una libertad de poder hablarlo cuando se dé la gana hacerlo.

Smash Wonder Woman GIF - Find & Share on GIPHY

Las técnicas son variadas. Cada mujer tiene su favorita: desde los dedos, la mano, un chorro de agua de la regadera, almohadas, cobijas hasta juguetes sexuales específicos para cada zona. También las posiciones varían: sentada, acostada, boca arriba, boca abajo, en fin..

De acuerdo a un estudio de la Universidad de Stanford, sólo una tercera parte de las mujeres alcanzan el orgasmo durante una relación sexual promedio con su pareja. En cambio, casi el 100% de quienes lo buscan por su cuenta, lo consiguen. Si bien esto se deben en gran parte los prejuicios sobre el placer sexual femenino, la soltura con la que se acarician a sí mismas y la capacidad para saber dónde y con qué intensidad dirigirse, garantiza el clímax.

Meg Ryan Yas GIF - Find & Share on GIPHY

¿Por qué callarlo?

 

Según la BBC, un estudio nombrado “Comportamiento sexual en Estados Unidos”, reveló que mientras el 44% de los hombres se masturbaban dos o tres veces por semana, sólo lo hace 13% de las mujeres.

Sin embargo, precisa el artículo, no es que las mujeres no lo hagan sino que les avergüenza “confesarlo” a los demás. ¿Por?

¿Qué no existe una equidad natural entre los sexos?, ¿qué no se ha dejado decenas de años atrás los tabúes respecto al cuerpo femenino?, ¿qué no se asume como “obvia” la libertad femenina para decidir sobre sí misma?

Es hora de asumir una sana perspectiva de género y eliminar los tabúes que rodean la libre sexualidad humana.

 

Fuentes:

 

BBC

CNN

 

Las diferencias que debes saber entre erotismo y pornografía

Comentarios