El 28 de julio de 1996 llegó a nuestras vidas una película que se quedó muy dentro de nuestros corazones: Matilda.  La cinta producida por el propio Danny DeVito, quien también interpreta al papá de Matilda, se basa en la novela del autor Roald Dahl, y aunque ambas piezas tienen grandes diferencias, las dos nos gustan por igual.

Matilda se convirtió rapidamente en una de nuestras cintas favoritas, pues sus escenas nos recordaban el día a día en la escuela y en la casa. Digamos que nos servían de catarsis ante nuestro problemas de niños (muy serios, por cierto).

Por eso hemos querido hacer esta lista con las 12 veces en las que Matilda fue lo mejor que le pudo pasar nuestra infancia:

1.El abandono y la soledad que todos experimentamos

Un pequeña niña es dejada a su suerte tras la poca atención que recibe de sus familia. Sin embargo, ella se mantiene firme y, gracias su inteligencia (y poderes sobrenaturales), supera los obstáculos que llegan a su vida.

matilda


2.Un hermano insoportable

Matilda nos enseñó que la relaciones con los hermanos pueden ser complicadas, incluso más de lo que se cree. Ella tuvo que soportar a Michael, un tipo con muy poco tacto, hasta  que pudo vengarse de él con una zanahoria.

matilda

3.Tronchatoros realmente existía en nuestras escuelas

¡Es verdad! En nuestra escuela siempre nos encontrábamos con un maestra a la que apodaban Tronchatoros por su gran parecido físico o de carácter. Esa maestra era nuestro más grande temor, pero también nos daba buenos momentos de risa.

matilda


4.El pastel de chocolate: un sueño hecho realidad

Desde que vimos el tamaño de ese pastel, supimos que queríamos uno igual para nuestro cumpleaños.

matilda


5.¡Bruce, Bruce, Bruce!

Bruce nos demostró que vencer al sistema es posible con un poco del apoyo de tu amigos. Ahora cada que alguien debe terminar un gran platillo, no podemos resistir las ganas de gritar: ¡Bruce, Bruce, Bruce!

matilda


6.La escena de la niña de las trenzas nos hizo temer a los adultos

Su nombre era Amanda Thripp, pero todos la recordamos como la niña de las trenzas. ¿Se acuerdan de esta escena?

matilda

Los memes son lo mejor: 

matilda

Tú mami es una tonta:

matilda


7.Sólo un verdadero fan de Matilda conoce todos los diálogos

Una vez al año llega una época en la que programan la película de Matilda en todos los canales y casi todos los días. Era inevitable no aprenderse sus diálogos con las veces que la pasaban en la televisión.

matilda


8.Todos queríamos tener súper poderes

La telequinesis de Matilda nos volvía locos. En ese entonces hubiéramos dado nuestro reino de juguetes rotos, un frutsi congelado y unos Totis por tener un poquito de sus habilidades mentales.

Matilda pudo ser un mutante de los X-men:

matilda


9.En secreto queríamos una amiga como Lavanda

Sí, ese era su nombre, y se convirtió en la mejor amiga de Matilda. Su amistad nos recordaba que la complicidad lo es todo.

matilda


10.Gracias a Matilda, nos empezó a gustar la lectura

Esta niña nos mostró que los libros lo son todo en un mundo que se desmorona ante la televisión (ahora, las redes sociales).

matilda


11.Ese doblaje de la mamá de Matilda era lo más

La voz de Agatha en español era genial. Repitan conmigo: “eres mi única hija, Matilda,y nunca te comprendí pero ni un poquito”.

Y esta escena con su papá nos hacía llorar:


12.Una maestra que cambió nuestras vidas

La señorita Miel era como la maestra-mamá perfecta. Y pensabas: ojalá todos las profesoras fueran como ella.

Así que más de una vez quisiste decirle a la miss de español, aunque fuera en broma: ¡Adópteme, maestra!

matilda

Por último: todo estuvimos obsesionados con esta canción:

¿Qué otra cosa amaban de Matilda?

Series de los 90 que marcaron nuestra infancia-adolescencia

 

Comentarios