¡Qué curioso! México discrimina. Año con año la cifras se repiten y el problema somos nosotros. Sí, todos. Y es que la ausencia de acciones que pongan en marcha realmente a los derechos humanos ha frenado el acceso a una vida digna para muchas personas.

Ya sé que el dato, lamentablemente, no les sorprende; por eso aquí les dejamos los últimos datos que arrojó la última Encuesta Nacional sobre Discriminación en México (ENADIS):

1.¿Qué nos divide?

6 de cada 10 personas en nuestro país consideran que la riqueza es el factor que más divide a la sociedad, seguido por los partidos políticos y la educación.

2.¿Por qué no respetamos los derechos de los demás?

6 de cada 10 personas opinan que las niñas y niños deben tener los derechos que la ley les da, mientras que 3 de cada 10 consideran que deben tener los derechos que sus padres les quieran dar.

3.¿Por qué no estamos dispuestos a convivir?

El 43.7% de las personas no permitiría que en su casa vivieran personas homosexuales, asimismo el 23.3% no permitiría que en su casa vivieran personas de otra “raza”.

4.¿Por qué tenemos un doble discurso?

Una tercera parte de las personas encuestadas opina que los derechos de los migrantes centroamericanos no se respetan nada, otra tercera parte señaló que se respetan poco, 1 de cada 4 personas cree que se respetan algo y sólo 1 de cada 10 piensa que se respetan mucho.

5.¿Por qué no nos ayudamos?

Los tres problemas que más señalan las personas con discapacidad son el desempleo, la discriminación y el no ser autosuficientes.

6.¿Por qué se sigue viendo a la mujer como una persona inferior?

56% de las mujeres está de acuerdo con que en México no se respetan sus derechos. El 24.6% dice que uno de los principales problemas es el empleo, pues aún hay una brecha salarial, y afirman que el segundo más grande es la inseguridad, abuso, acoso, maltrato y violencia.

Andamos bien perdidos, chavos. Con decirles que el derecho humano a la no discriminación se ha instalado como una garantía clave para el goce de los demás derechos. O sea, que como nadie respetaba ni hacía caso de nada, generaron esta llave para que nadie limitara o excluyera nadie. Así las cosas.

🙁

¿México discrimina?

Y parte de nuestra responsabilidad se encuentra en entender que una situación discriminatoria puede causar daños invaluables en quienes la sufren. Y trabajar por comprender antes de juzgar. Seamos incluyentes. Echemos a andar la ardilla de nuevo.

Comentarios