“5.6. no sube a 6”

“Te vas a extaordinario”

“Si no tienes preguntas, explícalo. Pasa al pizarrón”.

 

High School Ugh GIF by Film Society of Lincoln Center - Find & Share on GIPHY

Aunque horribles y tortuosas, esas frases sólo tienen sentido para las personas realmente afortunadas. Aquellos que han tenido el privilegio de pisar una escuela, de sentarse en un pupitre y escuchar una clase sobre algo que hasta entonces desconocían.

En este país, sin embargo, los afortunados son la minoría.

 

Los derechos:

El artículo 3 de nuestra Carta Magna dice que:

“Todo individuo tiene derecho a recibir educación”.

Y es el Estado quien tiene la obligación de proporcionarla con las siguientes cualidades:

  • laica
  • obligatoria
  • gratuita
  • de calidad

La educación básica consiste en preescolar, primaria y secundaria.

 

 

Ok. Hasta aquí todo bien. Suena muy bonito pensar en un país donde todos sus habitantes tengan la oportunidad de aprender a leer, escribir y desarrollarse intelectual, científica y socialmente pero…

Los hechos: 

 

+ En nuestro país, el promedio de quienes estudian es de 8.7 años, es decir, hasta segundo grado de secundaria.

Fuente: PISA

+ La inmensa mayoría de  niños y adolescentes abandona sus estudios:

– 20% de los estudiantes en secundaria

– 36% de bachillerato

– 29% de los inscritos en licenciaturas

 

Al final,  de cada 100 estudiantes de primaria, sólo 22 se gradúan con una licenciatura.

Fuente: SEP

De los 40 millones de niños mexicanos, 21.2 millones viven en pobreza y 4.7 millones en pobreza extrema. Para la mayoría de ellos, estudiar no es una opción. 

 

Fuente: Unicef

En México existen 30.8 millones  de personas que sufren rezago educativo. Es decir,  quienes tienen 15 años o más y no han tenido acceso a educación.

Fuente: Inegi

 

::

Una reforma a la educación es necesaria —ya lo vimos— pero no basta una que sólo observe a intereses monetarios o como una manera de control sobre los magisterios. Sino que de verdad atienda a las necesidades más básicas de los estudiantes y el profesorado.  Y además, que se dirija bajo el impulso de un verdadero y genuino interés por mejorar las condiciones del País.

 

Como ha sido advertido por candidatos como Andrés Manuel López Obrador, la deserción escolar está ligada directamente a la pobreza y la distribución desigual de la riqueza —no hay escuelas, no hay sueldos para los maestros, no hay materiales didácticos pero sí aviones presidenciales fuera de serie—.

Además, es inútil —y nociva— una Reforma Educativa con falta de perspectiva pedagógica, que haga oídos sordos tema del rezago educativo —responsabilidad directa del Estado— y además sea acusada por millones de haber sido impuesta y anticonstitucional. 

 

 

Fuentes:

El Financiero

UNAM

Animal Político

Universia 

Debate

Comentarios