Un conocido cazador sudafricano falleció después de ser aplastado por un elefante que recibió un tiro por otro miembro del grupo.

Theunis Botha, de 51 años, era originario de Johannesburgo. Se encontraba encabezando una cacería en Gwai, Zimbabwe, cuando tropezaron con una manada de elefantes, la cual también iba acompañada de vacas preñadas.

Aplastado por un elefante
Theunis Botha

Tres elefantes atacaron a los cazadores y el señor Botha abrió fuego con su rifle, lo que provocó que un cuarto elefante entrara por el costado y lo levantara.

El sitio de noticias Afrikaans Netwerk 24 informó que otro miembro del grupo disparó el tiro fatal al elefante, y cuando el animal se derrumbó muerto, cayó sobre el Sr. Botha.

Sunukai Nyasha, el vocero de Zimbabwe Parks & Wildlife Authority, dijo que el incidente ocurrió en la granja Buena Suerte, cera del Hwange National Park.

aplastado por un elefante

Botha, quien deja a sus cinco hijos y esposa, solía liderar grupos de caza de leones y leopardos. En sus safaris, normalmente iba acompañados por un de perros entrenados para tales efectos.

Además, solía viajar constantemente a Estados Unidos para equiparse con el material necesario para todas sus expediciones.

Algunos otros cazadores han expresado sus condolencias para la familia de Botha, mientras otras personas han mostrado en redes sociales su rechazo total a la caza de animales como un “deporte”.

aplastado por un elefante

Botha tenía un amigo cercano que recientemente también perdió la vida al ser atacado por cocodrilos.

Este amigo desapareció al sumergirse en la zonas despobladas de Zimbabwe; la última vez que se le vio fue bajando por el río Limpopo.

Su muerte fue descubierta al analizar rastros de ADN en cocodrilos que fueron cazados posteriormente.

Una lamentable noticia que pone sobre la mesa una vez más un debate sobre la caza y la pérdida de conciencia sobre la dignidad animal.

¿Qué opinan?

Info: The Independent

Comentarios