Los que son realmente fanáticos de las películas de Disney o tienen un poco de lógica y sentido común saben perfectamente que Mulán nunca fue princesa, sino una soldado y héroe de guerra con dos acompañantes muy peculiares.

Ya sabemos muy bien que Disney tiene el afán de realmente no hacer películas con historias originales, sino adaptarlas de historias muy (pero muy) antiguas que nadie nunca les hizo caso y quitarles lo perverso sustituyéndolo con una historia de amor.

Aunque sí se le añadió la historia de amor al clásico de Mulán, la historia es de las menos modificadas que han producido.

Mulán nunca fue princesa

Está basada en un famoso poema chino llamado Balada de Mulán, el cual se originó primeramente en una reflexión donde preguntan, si se coloca un conejo hembra junto a un macho, ¿se distingue la diferencia?

Aunque el poema era de ficción y relataba la vida de Hua Mulan, corren rumores que realmente hace referencia a la emperatriz Fu Hao, una de las muchas esposas del emperador Wu Ding, quien es considerada la líder militar más poderosa de su época e incluso de China.

A pesar de que no llevara una doble identidad como lo sugiere la película y el poema de Mulán, abiertamente sí se vestía de militar y lidereaba ejércitos.

Mulán nunca fue princesa

Lo cierto es que en estos días Mulán no tiene exactamente la menor popularidad del total de las “princesas” (o mejor dicho mujeres) de Disney y al mismo tiempo tampoco cuenta con el crédito que un ejemplo a seguir así se merece.

Considerando que la película original de Disney fue estrenada en 1998 con una segunda, e innecesaria parte 2 en el 2005 (en serio, ¿acaso alguien la vio?), queremos pensar que tal vez el mundo no estaba lo bastante listo para Mulán.

Mulán nunca fue princesa

Tal vez el live action próximo a producirse finalmente le traiga a Mulán el honor que se merece.

Comentarios