Junto a la Basílica de Guadalupe, en la Calzada de los Misterios, se encuentra el museo de cera de la Villa. Este es uno de los museos más insólitos y desconocidos de la Ciudad de México.

Sin ningún letrero que lo identifique, es fácil perderlo entre los comercios que lo rodean; sin embargo, entre el ajetreo citadino, el transeúnte atento se puede encontrar este museo extravagante. 

Oscuros y melancólicos personajes habitan el museo de cera de la Villa

Museo de Cera de la Villa

En la entrada, una mujer de rostro cadavérico ahoga sus penas en una cantina de mala muerte, basada en la foto de Graciela Iturbide. Otros días también podrías encontrar a Quasimodo, el Jorobado de Notre Dame, en la puerta, listo para recibirte.

Museo de Cera de la Villa

Una vez dentro, el visitante se percata que no está en un museo de cera tradicional, aquel cuyas figuras reproducen famosos de talla internacional. No, aquí conviven oscuros y melancólicos personajes que poblaron las calles de la ciudad desde antes de la época de nuestros abuelos. Detrás de un cristal nos observa con ojos tristes una mujer vestida de manta que lleva dos niños, y para complementar el escenario un letrero que dice:

Museo de Cera de la Villa

“Cómo me dan pena las abandonadas, que amaron creyendo ser tambien amadas y van por la vida llorando un cariño, recordando a un hombre y arrastrando a un niño”

Museo de Cera de la Villa

También está San Martín de Porres en pleno acto de flagelación, un borrachín de cantina, además de algunos personajes de la Historia de México no muy recordados como Miguel Agustín Pro en su fusilamiento y un monje franciscano que carga a un niño desamparado.

Museo de Cera de la Villa

Sin embargo, también hay figuras míticas como “Cantinflas”, Pedro Infante como Tizoc y Sor Juana Inés de la Cruz.

La extraña exposición es el museo de cera más antiguo de Latinoamérica

Museo de Cera de la Villa

La exposición, dispuesta en lúgubres pasillos, crea la sensación de estar en una casa de terror. Todas las figuras son de un acabado realista, detallado y tienen un gesto oscuro y melancólico. Inaugurado en 1949, se trata del Museo de Cera más antiguo de toda Latinoamérica.

Museo de Cera de la Villa
Como dato curioso, la figuras que se exhiben son las mismas que vemos en la película Santo en el Museo de Cera. El Museo de Cera de la Villa se encuentra sobre Calzada de los Misterios 880. Se abre todos los días y la entrada cuesta diez pesos.

Abundan los museos en la Ciudad de México 

¿Ya conoces todos los museos de la UNAM?

Fuentes 

http://www.mx-df.net/museo-de-figuras-de-cera-de-la-villa/

https://www.maspormas.com/ciudad/conoce-decadente-museo-cera-chilango/

http://cdmxtravel.com/es/lugares/museo-de-figuras-de-cera.html

Comentarios