Hay ciertas leyes en estados de EEUU que pueden sonar muy extrañas para nosotros y ésta en particular es una de las cosas más raras que seguro escucharás hoy y viene con la recomendación de este post: no vayan a Alabama a comprar dildos porque están prohibidos. Sí, todos los juguetes sexuales que has visto en internet, lo más seguro es que no los puedan comprar en Alabama porque no está permitida su venta.

Adult-toys-by-Buxxxer

Alabama es uno de los pocos estados en donde sigue estando vigente la Ley Anti-Obscenidad. Ésta es la encargada en regular los “aparatos obscenos” y ha sido discutida en repetidas oportunidades para ser anulada, incluso llegó hasta la Corte Suprema de Justicia de Alabama, pero el gobierno de este estado la ha ratificado una y otra vez. Esta ley es tan absurda que sólo le permite a ciertas personas la compra de estos juguetes de adultos y la condición es haber sido prescrito por un doctor.

961079b2b17d06b8ef5360d0f9b8c28f

Nos preguntamos qué clase de enfermedad puede tener una persona para que un doctor le recomiende el uso de juguetes eróticos. Además, ¿qué diría la nota del médico? Quizás algo como: “le recetamos a este paciente el uso de un dildo con textura, pero que no sea eléctrico. Igualmente es necesario que sea de uso manual por las características que tiene su condición.”

Sex Toy

Sobre este tema creemos que la frase de Jacob M. Appel, escritor, físico y bioeticista; resumen la necesidad de los juguetes sexuales:

No puedo decir si las mujeres en Alabama poseen más vibradores que Biblias. Si tuviera que adivinar, sospecharía que la mayoría tendrían vibradores. Sin duda generan más placer.  Tampoco existe una base racional para alejar los juguetes sexuales de las manos de los adultos casados, solteros o hasta de los niños. Ahora estamos bastantes seguros de que la masturbación no hace que las niñas queden ciegas, o que a los niños les salga pelos en las manos. La exposición a juguetes sexuales no debería hacerles daño. En la lista de elementos a los que los niños no deberían estar expuestos entre armas de fuegos, encendedores, venenos y comida chatarra, los juguetes sexuales deberían estar al final de esta lista.

 

Comentarios