Nunca estarás a salvo

La creadora de Tenemos de hablar de Kevin (2011), Lynne Ramsay,  volvió con Nunca estarás a salvo (You Were Never Really Here, 2017), una cinta protagonizada por Joaquin Phoenix que retoma dos categorías para contar una historia potente y dolorosa: el trauma y la violencia en los humanos. 

Sinopsis

“Un veterano de guerra (Joaquin Phoenix), sin miedo a la violencia, es contratado para encontrar a la hija desaparecida de un gobernador. Las pesadillas de Joe se vuelven realidad al descubrir una conspiración que lo conduce a la misión de rescate más peligrosa de su vida.”

Realización sublime

Nunca estarás a salvo compitió por la Palma de Oro en el pasado Festival de Cannes. Y se llevó los premios por mejor guion y por mejor actor.

Y es justo la interpretación de Joaquin Phoenix la que crea una obra intrigante capaz de combinar un retrato de la decadencia en el estilo de vida estadounidense con las terribles regresiones de un hombre sin esperanzas; cada escena nos arrebata la respiración para mostrarnos la crueldad cotidiana. 

Con escasos diálogos, Phoenix es la pieza perfecta para lograr una atmósfera de tensión, sopor e incertidumbre. Por otra parte, la musicalización es un personaje más que ayuda crear el ambiente propicio.

Existencialista

El thriller psicológico, digno de Lynne Ramsay, explora planos existenciales para dotar al espectador de sensaciones complejas.

Nunca estarás a salvo (o En realidad, nunca estuviste aquí, como nos hubiera gustado que se llamara) es una de esas cintas que aprisionan la mente para revelar una realidad que pocas veces deseamos conocer: un mundo grotesco, despiadado, en el que somos nuestros peores enemigos.

La película se estrena en México el 25 de mayo de 2018.

¡Sí, la tienen que ver!

Comentarios