Es año nuevo, es vibra nueva, es vida nueva y como siempre hay cientos de personas que se encuentran con todas las ganas y la disposición de ser la mejor versión de ellas mismas. Ya sea haciendo válida la anualidad del gym, una nueva dieta mágica, haciendo un detox o subiéndose al tren del mame del jugo verde.
¿Pero de dónde viene el tren?; ¿Es realmente algo sano y bueno para el cuerpo?; en corto y de manera concisa; ¿Qué onda con el jugo verde?

 

Para la sorpresa de muchos, la verdad es que la idea detrás de los jugos ha sido parte de la humanidad durante mucho tiempo. Hay evidencia en Los Manuscritos del Mar Muerto (150 AC a 70 DC) donde se describe que al hacer una mezcla machacada de granada e higo se podría brindar gran fuerza a quien lo ingiriera.

 

Pero para los tiempos modernos, fue Max Gerson en 1920, quien desarrolló una terapia alternativa la cual incluía la elaboración de jugos a partir de vegetales crudos y frutas. Y fue en 1954 cuando llegó a la cocina moderna el primer exprimidor Champion Juicer. Pero podemos decir que el tren arrancó a partir del nuevo milenio cuando Dr. Bernard Jensen publicó su libro Juice Therapy en el que informó al mundo y a sus nuevos habitantes lo que Los Manuscritos del Mar Muerto habían estado murmurando durante siglos:
Licuar vegetales crudos y frutas y consumirlos en manera de jugo es el método más rápido para absorber nutrientes.

 

Vivimos en un mundo en el que nos gusta hacer las cosas rápidas. En el que se nos complica agregar a nuestras comidas elementos nutritivos todos los días a pesar de que los necesitamos, y es ahí donde la idea detrás del jugo verde se vuelve atractiva para quien quiere vivir de una manera más sana. Ya que es una manera sencilla de mejorar nuestra nutrición sin tener que volvernos de esos Godinez que siempre hacen fila en el local de ensaladas en la comida rápida.

 

Lo divertido y parte de la moda se encuentra en que ahora los jugos verdes (o jugos sanos) se han vuelto personalizables según el propósito sano que tengas. Por ejemplo, siguiendo la receta del Mar Muerto: higos y granada para alguien que quiere aprovechar más su energía y fuerza. O zanahoria, naranja, manzana y jengibre para alguien que quiere darle un boost a su sistema inmunológico.
La magia y lo atractivo del jugo verde para nuestras generaciones se encuentra en que podemos jugar a ser alquimistas y brujos preparando pociones para alivianar los males que aquejan a nuestro cuerpo.

Puedes encontrar más información acerca de la evolución del jugo verde en The Juicing Club.

Comentarios

COMPARTIR
Artículo anterior 7 Cosas Que Debes Saber Antes de Viajar en el Tiempo
Artículo siguienteEl Rap de Harry Potter

Andrea es una Potterhead de corazón, Shadowhunter de fin de semana y Lady Sith cuando la hacen enojar.
Es una entusiasta de la vida sana pero los fines y puentes come cosas gordas sin que nadie lo sepa. Le gusta hacer yoga, meditar y leer el Tarot de vez en cuando. Su placer culpable favorito son las paletas de horchata de la zona azul (en la republica hermana de Satélite).
Tiene más libros que sentimientos y su palabra favorita es: furthermore.
Empezó a escribir cuando JK Rowling se tardó la vida en sacar la quinta parte de HP y lleva desde la prepa trabajando en una novela.
Es fiel creyente de la magia, el destino y la energía. Ama el sol, los animales y las suculentas. Comparte custodia de dos bellos gatos y tiene un aceite esencial para cualquier mal del cuerpo.
A diferencia de muchas personas, su Patronus es un perro y no un salmón.