Para los que no somos hijos únicos, estas son algunas películas que debes ver con tus hermanos, pues sabemos que ellos (as) pueden ser las personas más irritantes del mundo, pero aún así los queremos (a veces).

Películas que debes ver con tus hermanos

Baby Boss (2017)

Todos los que tenemos hermanos menores nos sentiremos identificados al ver esa “desconfianza” cuando una nueva personita llega a nuestra familia. “Sólo llora, come, duerme y hace del baño. ¿Qué tiene de especial?” 

Four Brothers (2005)

La sangre no es lo único que nos convierte en familia; tal vez ellos no sean los mejores hermanos, pero los Mercer nos enseñaran el valor de la unidad.

Rain Man (1998)

Para los que no tienen hermanos, quizá en un futuro no muy lejano, cuando recibamos una generosa herencia, conozcamos a nuestro carnal perdido, o no. Pero Tom Cruise es un ejemplo de que no podemos elegir a la familia, y que tarde o temprano entenderemos que ellos son lo mejor que nos pudo haber pasado.

Cinderella Man (2005)

Un hermano puede ser molesto, pero siempre los apoyaremos. Si Russell Crowe pudo llegar hasta el final y ganar la pelea sólo porque un amigo creyó en él, imaginen qué tan lejos pueden llegar nuestro brothers si les echamos porras de vez en cuando.

Bad Boys II (2003)

Los hermanos discuten… Bueno, sólo necesitamos un bote de palomitas y sentarnos a ver como Will Smith y Martin Lawrence discuten durante más de 90 minutos para comprobarlo. Tan parecido a la realidad que da miedo.

Madagascar (2005)

La familia viene en distintas formas y tamaños, no importa que tengamos al hermano vegano o la hermana que ve la “Rosa de Guadalupe” (o al revés). La diversidad nos fortalece y siempre querremos estar ahí, a pesar de las “adversidades”.

Azul Oscuro Casi Negro (2006)

Después de tantos títulos de comedia, teníamos que ponernos serios. Esta es una historia interesante, sin tabús ni rodeos. Tienen que verla.

 

¿Qué películas disfrutan ver con sus hermanos?

Comentarios