El Premio Nobel de Medicina 2017 fue entregado al descubrimiento de cómo el reloj biológico controla el nivel de grasa, la capacidad de sueño, el metabolismo y la propensión al cáncer.

Cómo percibimos el tiempo

Cada ser vivo hace sus actividades siguiendo un ritmo para despertarse, comer, tener sexo, etcétera. Este ritmo está sincronizado con elementos internos como la alimentación y la temperatura, y externos como la luz del sol y la humedad en el aire.

Nuestro ritmo biológico funciona como un reloj de arena. Una proteína se genera durante la noche y se va degradando durante el día.

Premio Nobel de Medicina

 

El proceso de creación y degradación de la proteína dura 24 horas. Los diferentes niveles en el cuerpo le van indicando a nuestros sistemas “qué hora es”.

Es por eso que hay momentos en el día en que estamos más capacitados para realizar ciertas actividades. La investigación descubrió que comportamientos como estrés y deseo sexual están más activos en la mañana y en la noche. Mientras que la mejor coordinación y reflejos más rápidos están a tope después de mediodía.

Fallas en el reloj biológico causan enfermedades

Los científicos realizaron varios experimentos con las moscas de la fruta, donde alteraron los genes de algunas para que su reloj biológico no funcionara normalmente.

Notaron que procesos como acumulación de grasa, patrones de sueño, apetito y reproducción era deficiente en las moscas que fueron alteradas.

Premio Nobel de Medicina
Science

Lo que significa es que si nuestro reloj biológico no funciona bien, puede causar problemas y enfermedades.

Nosotros dañamos nuestro Reloj Biológico

Malos hábitos como no dormir, mala alimentación, trabajar mucho tiempo. etc., ponen demasiada presión en tu cuerpo. Este estrés se traduce en mal funcionamiento del ritmo biológico que puede generar desde una subida de peso hasta propensión al cáncer.

Si alguna vez has viajado mucho tiempo en un avión, habrás sentido el Síndrome de Cambio Rápido de Zona Horaria o “Jet Lag”. En él, la persona se siente fatigado, irritable, con falta de memoria y con problemas de estómago. Este fenómeno es una afectación directa del ritmo biológico.

Premio Nobel de Medicina

 

El tratamiento para esta situación es darle tiempo al cuerpo para normalizarse y adaptarse al nuevo horario. Sin embargo, en nuestro estilo de vida moderno ponemos a nuestro reloj biológico en constante estrés y no le damos tiempo de recuperarse.

La investigación revela que el desbalance constante de nuestro ritmo corporal genera propensión a obesidad, Alzheimer, diabetes, entre otras enfermedades.

El futuro de los medicamento para el rendimiento

Estos descubrimientos tienen el potencial para que farmacéuticas generen medicamentos que pudiesen acelerar o disminuir nuestro ritmo biológico. Nuestros cuerpos podrían obtener la clave para contar con un óptimo desempeño. O podríamos alentarlos para tratar enfermedades nerviosas o cáncer.

Premio Nobel de Medicina
Mobiefit

Mensaje de los científicos ganadores del Premio Nobel de Medicina

Los ganadores del premio Nobel de medicina Jeffrey Hall, Michael Rosbash and Michael Young piden a la gente que mientras la tecnología desarrolla mejores curas, debemos cuidar de nosotros mismos. “Teniendo conciencia de la importancia de buena higiene en el sueño” y hábitos saludables.

Eventos traumáticos también pueden generar cambios en tu reloj biológico; para saber cómo enfrentarlo lee. “¿Miedo después del Terremoto? Aquí hay formas de superarlo”

¿Te has sentido desbalanceado después de un viaje?

Cuéntanos en los comentarios.

Comentarios