Los mejores efectos especiales son esos elementos que a través de sistemas prácticos o de computadora construyen escenas extraordinarias en el cine. Así es como estos maestros de la ilusión nos hacen preguntarnos “¿cómo le hicieron?” cada vez que salimos del cine.

La famosa revista Popular Mechanics reconoce estos logros en los Premios a los mejores efectos especiales del 2017. Sigue leyendo para conocer cómo el cine trae las escenas de los sueños a la realidad.

“La Forma del Agua”: escenas usando “agua seca”

mejores efectos especiales

El líquido vital es una parte fundamental de la pieza maestra de Guillermo del Toro. Desde su título hasta las escenas más emotivas, el agua es el tema principal de la película, por lo cual los efectos especiales en ella debían ser muy creíbles.

No es sorpresa que en la mayoría de las escenas que suceden debajo del agua realmente no hay líquido. A esta técnica se le llama “agua seca”: usando iluminación y niebla se crea la ilusión de estar sumergidos.

Mientras los actores son suspendidos a través cables, el encargado de efectos visuales crea una atmósfera con luz y reflejos que sólo necesita un toque pequeño  por computadora para contar esta historia de amor en el agua.


“Amando Vincent”: 65,000 pinturas para contar una historia

Mejores Efectos especiales

Para contar los últimos días de de Vincent van Gogh, rindieron honor al oficio del pintor contando su historia a través de pinturas de verdad. Así es, en vez de usar efectos digitales, esta película está hecha con 65,000 cuadros hechos con brochas y pinceles de verdad.

Durante siete años, 125 artistas se dedicaron a pintar esta película cuadro por cuadro en lo que llaman con orgullo “el proceso de animación más lento y más caro de la historia”. El resultado es una película única, aunque similar en estilo con el clásico de culto Waking Life.

Lo que hace única a esta película es que primero se filmó a los actores en las escenas planeadas. Después los artistas usaron las imágenes en video para modelar las miles de pinturas que forman parte de esta película.


“Blade Runner 2049”: ciudades, hologramas y personajes del pasado

Los encargados de los efectos especiales para esta entrega de Blade Runner imaginaron cómo se vería el soleado Los Angeles dentro de 32 años. El resultado es una mega ciudad con el clima frío y lluvioso de Canadá y el smog de la Ciudad de México un lunes en la mañana. Lleno de hologramas que invitan a consumir sin medida, crear este mundo no fue tarea fácil.

Cabe señalar que la ciudad en pantalla está hecho de maquetas en miniatura detalladas hasta el último punto. Dentro y fuera de edificios están los hologramas que acompañan a los habitantes en su vida diaria. Inteligencias artificiales que llenan el vacío de los habitantes de este futuro pesimista, los hologramas se llevaron al siguiente nivel para hacerlos creíbles. En lo que los creadores describen como “ver una imagen a través del cristal de una botella”.

Por último, con cada vez más intentos de rejuvenecer actores en la pantalla grande, vemos el regreso de la replicante Rachel, tal y como se veía en la película original hace 35 años. En una mezcla de actuación y efectos por computadora, podemos ver que la era de actores digitales está cada vez más cerca.

¿Cuáles fueron los mejores efectos especiales para ti? Cuéntanos en los comentarios.

2017 estuvo lleno de joyas cinematográficas. ¿Ya viste las mejores?

Las 20 mejores películas de 2017 (hasta el momento)

Fuentes 

https://www.popularmechanics.com/

https://www.theverge.com

http://www.indiewire.com/

http://www.wired.co.uk

Comentarios