De acuerdo con la astrología, la posición relativa de la Tierra, la luna, el sol y las estrellas en el momento del nacimiento influye mucho en la personalidad de una persona.

Sin embargo…

Los científicos han refutado esto durante años, aunque un pequeño estudio de la Universidad Semmelweis en Budapest ha descubierto que la personalidad puede verse influida por la temporada en que nace una persona. Los resultados fueron presentados por la investigadora principal Xenia Gonda en el Congreso del Colegio Europeo de Neuropsicofarmacología en Berlín en octubre de 2017.

“Todavía no podemos decir nada sobre los mecanismos involucrados”, dijo Gonda en un comunicado de prensa. “Lo que estamos buscando es ver si hay marcadores genéticos relacionados con la época de nacimiento y el trastorno del estado de ánimo”.

Trastorno afectivo estacional

El trastorno afectivo estacional (SAD) es un tipo de depresión que afecta a millones de personas durante el invierno, cuando las horas del día son más cortas. No se conoce bien qué le hace exactamente la falta de luz solar al cerebro, pero puede llevar a niveles reducidos de serotonina o a interrumpir los ritmos circadianos.

“Los estudios bioquímicos han demostrado que la estación en la que naces influye en ciertos neurotransmisores como la dopamina y la serotonina, que son detectables incluso en la vida adulta”, continuó Gonda.

“Esto nos llevó a creer que la temporada de nacimiento puede tener un efecto más duradero. Nuestro trabajo examinó a más de 400 sujetos y mostró coincidencia con la temporada de su nacimiento y los tipos de personalidad en la vida posterior. Básicamente, parece que cuando alguien nace puede aumentar o disminuir sus probabilidades de desarrollar ciertos trastornos del estado de ánimo “.

Dime la fecha de tu nacimiento y te diré tu personalidad

El estudio encuestó a estudiantes universitarios húngaros sobre su fecha de nacimiento y les hizo preguntas sobre su temperamento. Y hubo algunas tendencias estadísticamente significativas.

PRIMAVERA

Se encontró que los nacidos en la primavera tienen más probabilidades de tener un temperamento hipertímico. Es decir, tienen una tendencia a ser increíblemente positivos.

VERANO

También se encontró que los bebés nacidos en verano eran hipertímicos, pero con un fuerte temperamento ciclotímico. Es decir, que son más propensos a experimentar esos sentimientos positivos altos, pero también son significativamente más propensos a experimentar cambios de humor. Esto es particularmente cierto cuando se compara con bebés nacidos en invierno.

OTOÑO

Aquellos nacidos en otoño tienen menor tendencia hacia estados de ánimo depresivos en comparación con las personas nacidas en invierno.

INVIERNO

Se encontró que las personas con cumpleaños en invierno tenían menos probabilidades de ser irritables, en comparación con todas las demás estaciones.

Todo con calma

Ahora, estos resultados deben tomarse como un grano de sal. El estudio no solo fue bastante pequeño, sino que las condiciones ambientales de quienes crecieron y van a la escuela en Hungría son drásticamente diferentes en comparación con alguien que podría haber nacido más cerca del ecuador o tener diferentes patrones climáticos estacionales.

Sin embargo, es una gran avance.

 

Fuente: IFL Science

10 cosas científicamente comprobadas para ser feliz

Comentarios