Estábamos curioseando en Netflix cuando de repente nos topamos con Eyes Wide Shut, este clásico de Stanley Kubrick que cuenta con la brillante actuación de Nicole Kidman y Tom Cruise.

La película por sí misma es una obra de arte que, si miras con detenimiento, puedes descubrir muchos detalles que te pueden llegar a sorprender;por tal motivo te dejamos 5 razones por las que debes verla.

1. La última película de Kubrick 

Eyes Wide Shut fue la última película que el director Stanley Kubrick realizó antes de su muerte; incluso a pesar de que el corte final estaba terminado, a la película le faltaba la música y algunos detalles del diseño de audio.

2. La historia 

La película está basada en la novela corta de Arthur Schnitzler titulada “Relato Soñado“, la cual fue escrita en 1925 y relata el deterioro de una relación.

3. Rodaje eterno 

La película ganó el Récord Guinness por ser la grabación ininterrumpida más larga de la historia, tardó más de 15 meses en rodarse. La película comenzó a filmarse en noviembre de 1996 y terminó en junio de 1998.

4. Escenas explícitas

La película contiene escenas explícitas, y para evitar spoilers sólo les diremos que dichas escenas tuvieron que ser tapadas por medio de montajes; algunas fueron eliminadas del corte final, esto con la intención de que la película no tuviera clasificación X en Estados Unidos.

5. La perfección de un director

Eyes Wide Shut puede presumir de ser un película sumamente perfeccionista, ya que Stanley Kubrick cuidó cada uno de los detalles que se presentaban en la pantalla, tanto así que los actores estuvieron bajo un riguroso régimen en el que tenían que actuar muchas veces las escenas hasta olvidar las cámaras. También Kubrick pidió usar sets para representar las calles de Nueva York midiendo meticulosamente cada aspecto para que pudiera ser recreado.

9 videos musicales que rinden homenaje a grandes películas

Comentarios