¡Ay, qué chula es Puebla! Un estado hermoso, lleno de colores, sabores, y con construcciones hechas en talavera.

Un estado lleno de historia por donde camines, y a tan sólo tres horas de la Ciudad de México.

Sabores tradicionales

En Puebla podrás deleitar tu paladar con una fusión de sabores de la cocina europea y la mexicana.

Dentro de los platillos predilectos, podemos encontrar las deliciosas cemitas, con su quesillo y el pápalo.

También podemos ir a la dulcería Santa Clara, tradicional por sus galletas de pepita, sus camotes y los jamoncillos.

Y claro, no podía faltar visitar los restaurantes típicos donde te puedes echar un delicioso mole acompañado de su arroz.

Sitios históricos en Puebla

Claro que no todo es comida, también para bajarla puedes realizar un recorrido por los monumentos que tiene Puebla.

Catedral de Puebla 

Conocida como la catedral de Nuestra Señora de la Inmaculada Concepción, su construcción inició entre 1536 y 1539.

Posteriormente, con la llegada del obispo Juan de Palafox y Mendoza, a mediados del siglo XVII, fue que se construyó gran parte de la catedral.

Biblioteca Palafoxiana 

Declarada en 1981 como Monumento Histórico Nacional; en el 2005 fue nombrada memoria del mundo por la UNESCO.

La biblioteca se creó gracias a la donación de libros del obispo Juan de Palafox en 1646.

Museo Amparo 

Institución fundada en 1991 en honor a Amparo Rugarcía de Espinosa.

El propósito del museo es conservar, divulgar y exhibir el arte prehispánico, virreinal, moderno y contemporáneo de México.

La Estrella de Puebla 

Inaugurada 22 de julio de 2013, esta colosal noria de 80 metros forma parte de un complejo.

Gracias a sus altura recibió el Récord Guinness como la rueda de observación portátil más grande del mundo.

En la zona también puedes encontrar el Parque Lineal, el Parque del Arte, el Parque Metropolitano, el Paseo del Río Atoyac.

 

Y tú, ¿qué es lo que más amas de Puebla?

Comentarios