Comer lo puede hacer cualquier ser vivo, pero realmente disfrutar de un buen manjar digno de reyes, son cosas muy diferentes. Esta es un habilidad innata muy peculiar debido a que es un arma de dos filos, cuando nos damos cuenta de lo difícil que puede ser sobrellevarla, si es que no estamos en equilibrio con ella.

Durante mucho tiempo se ha generado la idea de que ser delgada es sinónimo de belleza y tener músculos es lo mismo que ser guapo, pero esos son estándares que pocos cumplimos, seamos sinceros. Pocos podemos resistir las ganas de comer algo lleno de carbohidratos deliciosos y más cuando somos de esos Godínez con Facebook abierto, viendo publicaciones de comida, peor aún, los videos de tutoriales de manos haciendo algo muy azucarado o con tocino y queso.

gordito

La mayoría en los últimos meses hemos notado que las redes sociales nos han empezado a dar ese medio para poder sacar el gordito reprimido que llevamos dentro; pudiendo compartir cuantos memes de pozole y esquite sin mayor remordimiento; usar el #ILoveTacos con la frente en alto.

Si googleamos “Food” (Comida en inglés) obtendremos 3,280 millones de resultados, podrás encontrar más sobre comida que de educación; ni los candidatos a la presidencia de Estados Unidos juntos tienen tantos resultados ¿Qué nos quiere decir el internet? ¿Estará bien comer mucho? ¿Los prejuicios cambiaron? ¿La era de los gorditos reprimidos acabó?

Quizá sea el momento de tomar conciencia de lo que comemos y ser sinceros con nosotros mismos, encontrar ese punto intermedio entre el placer de comer y la salud, cambiar un poco la rutina, caminar un poco después de la torta de pierna de mediodía. Lo más importante es aceptarnos como somos, sí, cuidar mucho nuestra salud y lo que comemos, pero sin obsesionarnos. Dirían muchas de nuestras abuelas “ni muy muy, ni tan tan” entendamos que esto no es carta libre, la obesidad es un problema tan grave como la bulimia y la anorexia.

Salgámonos del refri, ser gordito es cool y disfrutemos una buena orden de tacos sin remordimientos; eso si, salgamos a caminar más y unas cuantas verduras no nos caerán nada mal.

Comentarios