En su nacimiento, el cine era más bien una curiosidad; las proyecciones eran simples “vistas” de la vida cotidiana: gente paseando por las calles, o un tren llegando a la estación… Pero todo cambio con Sergei Eisenstein.

Él dio emociones al cine:

El orden de las escenas sí altera al producto

Imagina que estás viendo una película: en la primera escena aparece un plato de sopa y después la cara de una persona. ¿Qué significa esto? El cineasta ruso Lev Kuleshov descubrió que este orden de imágenes hacía que la gente pensara que el hombre del filme tenía hambre.

En cambio, si mostraba una niña en un ataúd antes de la cara del mismo hombre, la gente creía que estaba triste. Por último, si mostraba a una mujer en un sillón, los espectadores juraban que ese hombre sentía lujuria.

 

Así nació la teoría de la emoción en el cine, mejor conocida como el efecto Kuleshov; dependiendo del orden y tipo de imágenes que se presenten a la audiencia, se dará un significado distinto. Esta es una técnica básica del cine que sigue siendo usada actualmente para contar historias.

Los montajes de Sergei Eisenstein dieron historia a las películas

Sergei Eisenstein
La secuencia escenas se acompañaban de música para un efecto dramático

Una vez descubierto cómo crear emociones en las películas, lo que seguía era contar una historia más larga y con más emociones. Cineastas fueron juntados por el gobierno en  lo años 20 para fundar la escuela de Montaje Soviético. Siguiendo los descubrimientos de Kuleshov y estudiando los filmes del pasado, comenzaron a desarrollar teorías para el cine. De esta escuela, Sergei Eisenstein fue el más destacado.

Los filmes soviéticos de esta época son considerados como propaganda comunista, incluidos los de Sergei Eisenstein. Sin embargo, forman parte fundamental del desarrollo de las técnicas cinematográficas y de los filmes como una forma de comunicación con el pueblo.

Sergei Eisenstein
Los filmes rusos de la época buscaban mostrar la crueldad de la época imperial Rusa y celebrar los valores comunistas

Los filmes de este director se centraban en la lucha de las masas contra la injusticia de la clase alta. Filmes como “Octubre” y “La Huelga” buscaban cimentar los valores revolucionarios comunistas contra el antiguo imperio ruso.

A través de su técnica de montaje, cambiaba la cantidad de tiempo y el orden de escenas en la pantalla. Por ejemplo, al extender escenas de represión y enfocar varias formas de violencia contra los campesinos, Eisenstein alteraba la percepción de los hechos en la audiencia hacia el punto que quería expresar. Esto se puede ver de sobremanera en una escena de su película cumbre El Acorazado Potemkin.

¿Que piensas sobre esta contribución al cine y su uso en la propaganda? Cuéntanos en los comentarios

Las imágenes que definieron la carrera de Lubezki

El ojo cinematográfico de Lubezki: 20 imágenes que definen su carrera

Fuentes

http://filmstudies.info/terminology/manuscripts/soviet-montague.html 

https://www.amazon.es/Cut-Chase-Writing-Feature-Extension/dp/1592408109

http://www.lavanguardia.com/cultura/20180122/44211561533/sergei-eisenstein.html

Comentarios