El trabajo entregado al enaltecimiento de las voces que han sido silenciadas por  la violencia ofrece recompensas que están más allá del mundo material. Sergio González Rodríguez sabía que la literatura y el periodismo podían convivir de formas distintas para ayudar a denunciar los males de una sociedad que se ha volcado en el odio.

Nacido en la Ciudad de México en 1950, González Rodríguez se desempeñó como narrador, ensayista, crítico, historiador, periodista, y guionista. Su destacado trabajo en torno a la revelación de los feminicidios en Ciudad Juárez, Chihuahua, entre 1990 y 2000, lo llevó a consagrarse como una figura con gran conciencia social.

El caso descubierto de los feminicidios comenzó cuando llegó como reportero a la frontera del norte del país en 1995. Ahí trabajaría para dirigir una mirada objetiva a los terribles acontecimientos. Los artículos generados en este proceso serían la base para su libro Huesos del Desierto, publicado en el año 2002.

Sergio González Rodríguez

En el documento, realiza comentarios y críticas atinadas al complejo caso de las “muertas de Juárez”. El éxito alcanzado fue tan grande que el libro llegó a ser traducido al italiano y al  francés. De hecho, el escritor chileno Roberto Bolaño se inspira en sus historias para crear 2666.

Lo que González Rodríguez deseaba mostrar en Huesos del Desierto es que una sociedad machista y misógina pierde la oportunidad de comprender cuáles son los motores de los sistemas de violencia instaurados en ella.

Al abordar temas en el eje de la violencia, sus grandes preocupaciones eran ser lo suficientemente capaz de abstraer las realidades que se viven en México sobre el tráfico de drogas y cómo la política internacional se encuentra sumamente inmiscuida en ello. En 2014 ganó el premio Anagrama por su obra Campo de Guerra.

Sergio González Rodríguez

Colaboró en la serie México Siglo XX y en diversos medios como periodista. Se desempeñaba como profesor de estudios de posgrado en el Instituto Mora. Falleció el 3 de abril de 2017 a los 67 años de edad.

Comentarios